Reestructuración de la deuda favorece finanzas del Estado

Rubén Moreira Valdez, gobernador de Coahuila, señaló que pasaron de 12 a siete bancos, además se liberaron garantías y se pagarán menos intereses.
Señaló que serán alrededor de nueve mil millones de pesos los que el Ejecutivo se ahorrará.
Señaló que serán alrededor de nueve mil millones de pesos los que el Ejecutivo se ahorrará. (Manuel Guadarrama)

Saltillo, Coahuila

El gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez, aseguró que con la reestructura de la deuda del Estado que asciende a 36 mil 767 millones de pesos mejoran las finanzas.

Aseguró que en 20 días se pondrá a disposición de la ciudadanía la documentación de la reestructura a través de la página de internet del Gobierno del Estado.

"Un pago inferior de intereses, un número menor de bancos, de 12 pasamos a siete, se liberaron garantías y una disminución a favor del Estado en el pago de la deuda", son algunos de los beneficios que destacó el mandatario como parte de la reestructura.

Dijo que esto fortalece las finanzas del Estado, en el momento en el que se vislumbran los recortes presupuestales para todas las entidades, consecuencia de la disminución del costo del petróleo, dijo también con la reestructura se aumenta y mejora la calificación crediticia de Coahuila.

Se incorporó un mecanismo que permite crear una reserva para atender las obligaciones de fin de año, relacionadas con el pago de aguinaldos.

"Al liberarse las garantías, aunque nunca fueron usadas todas, mejora tu calidad crediticia y de las finanzas públicas, tampoco tenemos pensado pedir crédito, pero que siempre la fortaleza financiera nos permite que a futuro alguien vuelva a discutir la reestructura de la deuda", expuso.

Señaló que serán alrededor de nueve mil millones de pesos los que el Ejecutivo se ahorrará, gracias a la mejora en las condiciones de la deuda, la transacción generará ahorros netos para el Estado por un monto en estimado de tres mil 100 millones de pesos por concepto de servicio de deuda, durante la actual administración y un monto estimado en seis mil millones de pesos durante el período restante de los créditos refinanciados, bajo un plazo de 23 años y una tasa TIIE+1.65.

La liberación de flujo equilibrará las finanzas y permitirá realizar proyectos de inversión pública dirigidos a incrementar la competitividad del Estado.

A la nueva estructura legal y financiera se incorporaron elementos mitigantes de riesgo, como la Garantía de Pago Oportuno proporcionada por Banobras, así como un Seguro de Tasa de Interés por los primeros tres años de la vida de los financiamientos.

Un elemento innovador en la estructura, es la incorporación de un mecanismo que permite crear una reserva para atender las obligaciones de fin de año, relacionadas con el pago de aguinaldos, con lo que se reduce el riesgo de alguna contingencia para el Estado y se logra una mejor planeación para el corto y el largo plazo.