Recursos federales van al pago de nóminas: OSFEM

Estos provienen de los programas FIS y del Fortamun, concluyen en la reunión
El órgano fiscalizador.
El órgano fiscalizador. (Archivo)

Toluca

En revisión de la Cuenta Pública Estatal y Municipal 2012, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSF) detectó que los municipios destinan parte de los recursos federales provenientes del Fondo de Infraestructura Social (FIS) y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun) para el pago de nómina.

Durante una reunión con los diputados de la comisión de Vigilancia del OSF, el auditor superior Fernando Valente Baz, hizo un señalamiento especial a la aplicación de los recursos de ambos fondos, pues en el caso del FIS los alcaldes decidieron utilizar casi 30 por ciento de los recursos para la partida 1000 que corresponde a servicios personales o bien salarios y percepciones, mientras que en lo que corresponde al FORTAMUN se destinó 50 por ciento para el mismo fin.

Tan sólo el año pasado como parte del FIS, los municipios ejercieron 3 mil 097 millones de pesos de los que 2 mil 500 millones se distribuyeron en inversión pública y el resto en servicios personales y generales, "el monto que no se destinó a obra pública está observando y deberá aclararse", afirmó el titular del órgano fiscalizador.

En lo que respecta al Fortamun fueron destinados el año pasado a las demarcaciones 6 mil 343 millones de pesos pero cerca de 50 por ciento fue dirigido a servicios personales (en su mayoría para pago de personal de seguridad pública) y mil 578 para el pago de deuda.

"FIS debe ser sólo para inversión u obra, esto es obligatorio, aunque para el caso del otro programa es más abierto y se puede utilizar paras otros rubros".

Dijo que el argumento de las administraciones es que en su momento no tuvieron para la nómina y tuvieron que "echar mano" de estos recursos federales, "es como si tomaran prestado y después pagaran... debe haber voluntad política para que regresen el dinero y lo destinen para lo que es etiquetado".

Valente Baz, reconoció que los ayuntamientos pueden hacerse acreedores a observaciones resarcitorias, aunque si no lo pagan debe haber voluntad política de las siguientes administraciones para que cubran el adeudo.

El auditor superior reconoció que el gobierno estatal aumentó en el 2012 su deuda en más de 4 mil millones 400 mil pesos, pues aunque se registró una contratación de 7 mil millones de pesos, hubo amortización de más de 2 mil millones. Es así que la deuda total pasó de 28 a 32 mil millones.

"Sí incremento, pero sé justifica, el argumento es que fue para inversión y pues eso está bien porque está presupuestado. No hay que perder de vista que la deuda autorizada fue de 8 mil millones y sólo se solicitó la mitad".

En el caso de los municipios y como parte del informe de la Cuenta Pública Estatal y Municipal del 2012, indicó que si bien podría reflejarse una disminución en la deuda de los municipios -al pasar de 15 mil 868 millones de pesos a 13 mil 988 millones de pesos- aunque falta revisar los datos de aquellos que no entregaron los últimos informes, además reconoció, que los datos proporcionados por la Comisión de Luz y Fuerza del Centro, son diferentes a los entregados por las demarcaciones.