Reconstrucción a ritmo acelerado, anuncia Peña

El Presidente afirmó que no bajarán la guardia e indicó que al finalizar el mes se tendrá la cuantificación precisa de los daños por los ciclones a nivel nacional.
El Presidente encabezó la reunión sobre la evaluación de daños a causa de los meteoros.
El Presidente encabezó la reunión sobre la evaluación de daños a causa de los meteoros. (Miriam Castillo)

Acapulco

El presidente Enrique Peña Nieto anunció que la etapa de reconstrucción arrancará en los distintos estados afectados por los fenómenos meteorológicos ‘Ingrid’ y ‘Manuel’.

Durante la reunión para la evaluación de daños, el Presidente dijo que él emprenderá un “auténtico peregrinar” para supervisar los trabajos que se aplicarán en cada uno de los municipios que resultaron afectados e indicó que su visita será para asegurar que sus instrucciones se materialicen.

Pidió que con la conformación del consejo de reconstrucción se puedan transparentar los recursos que se aplicarán en la reconstrucción.

También aseguró que no se bajará la guardia y se mantendrá un ritmo acelerado, oportuno y eficaz, para coordinar los operativos y sacar adelante al estado de Guerrero.

"No vamos a bajar la guardia... He dado la instrucción de acelerar los trabajos para la reconstrucción... Debemos mantener los niveles de apoyo, especialmente lugares que están apartados de los centros urbanos que todavía están demandando algún tipo de atención", expresó.

Peña Nieto insistió en que no solo es necesario reconstruir, sino mejorar las condiciones que se tienen en las comunidades que resultaron afectadas por los fenómenos.

Señaló que hay un importante avance de entre el 85 y 90 por ciento en el censo de los daños a infraestructura, casas, servicios y cultivos en la entidad.

Además, sostuvo que en Acapulco, "es otro el panorama que se tiene en comparación con el de hace 15 días", y que incluso el puerto ya está en condiciones óptimas para recibir al turismo nacional y extranjero.

El jefe del Ejecutivo dijo que se espera que para el 21 octubre se tenga al 100 por ciento el censo de las afectaciones en Guerrero, y para el 31 de octubre una cuantificación precisa de todos los daños a nivel nacional.