Recibirían menos cámaras... por la misma inversión

Aunque se hablaba de pagar 448 mdp por 2,500 dispositivos, información municipal indica que sólo serán 1,300 aparatos los que se instalen, sin que esto afecte la cantidad a liquidar.
La administración sampetrina no ha tomado todavía una decisión final sobre el asunto
La administración sampetrina no ha tomado todavía una decisión final sobre el asunto

Monterrey

El proyecto San Pedro Net para la vigilancia de las calles sampetrinas podría quedarse a medias: de las dos mil 500 cámaras de circuito cerrado que compraría el Ayuntamiento, recibirán poco menos de mil 300… por el mismo precio, según información del municipio.

Emprendido por Mauricio Fernández y prolongado por su sucesor Ugo Ruiz Cortés, el proyecto San Pedro Net fue autorizado originalmente por un monto de 448 millones de pesos, que se disparará después a mil 165 millones a 15 años, por la compra de 2 mil 500 cámaras.

Sin embargo, a un año de iniciada la actual administración municipal no queda claro cuántas cámaras se instalarán finalmente.

Según información anunciada por la propia administración sampetrina, el número de aparatos que suman ambas fases del plan de videovigilancia da la mitad de lo originalmente planeado y anunciuado: mil 300 dispositivos.

Lo anterior al tiempo que la inversión no se ha modificado, lo cual supondría un negocio redondo para Thousand International Companies, SA de CV, (TICSA), proveedor de los aparatos.

La primera etapa que arrancó en octubre de 2011 constó de 494 cámaras y un costo de 175 millones 688 mil 914 pesos.

La segunda etapa, según confirmó el alcalde Ruiz la semana pasada, constará de 800 aparatos por un monto de 272 millones de pesos restantes, que de concretarse este mes existirá una diferencia de mil 200 cámaras menos.

Los anexos 3 y 4 del mismo contrato Alcance de Trabajos primera Etapa, cuya copia posee MILENIO Monterrey, confirma que el proyecto integral contempla 2 mil 500 cámaras y la inversión antes señalada.

La página tres del documento precisa con claridad cuántas cámaras se contemplaban en proyecto original.

“Por lo que hace al proyecto San Pedro Net, éste fue aprobado inicialmente por un monto de 448 millones 482 mil 218.32, pero por razón de restricciones presupuestales, el proyecto arrancará en una primera etapa con un monto de 175 millones 688 mil 914 pesos.

“Implementar una solución de hardware y software suficiente para el procesamiento de la administración del video generado por 2 mil 500 cámaras de video vigilancia concurrentes en las dos fases. (fase 1: 494 cámaras)”, establece.

La semana pasada MILENIO Monterrey publicó que la controversial compra millonaria sin licitación de 2011 a precio inflado a un presunto prestanombres se repitió en el 2013 con una segunda etapa de este proyecto.

Además se corroboró que el proyecto ya no costará 448 millones de pesos sino que se disparará más del doble, es decir, mil 165 millones de pesos, por la tasa de interés que ronda un 14 por ciento anual, pactado a 15 años con el municipio.

Las condiciones son muy adversas comparándolas con créditos a otras administraciones.

El documento de 17 páginas con 9 anexos trae el logotipo del proveedor TICSA y acompaña su dirección en la colonia Bella Vista, además de  varios oficios dirigidos o firmados por Ciro A. Espinoza Garza, asesor jurídico del entonces alcalde, Mauricio Fernández; Manuel Medrano, de Sistemas; Francisco Javier González Aleu, coordinador de Proyectos de la Secretaría de Promoción de Obras, y Rafael Serna Sánchez, entonces tesorero.

“Agradezco de antemano que se registre el proyecto de San Pedro Net en su totalidad tal y como fuera aprobado inicialmente por el Cabildo, es decir, por un monto de 448 millones 482 mil 218.32 con la anotación marginal de que el mismo fue segmentado en dos etapas con un monto inicial de la primera etapa de 175 millones 688 mil 914 pesos, sin incluir el mantenimiento.

“Y para efectos de pago se expida la constancia de autorización del mismo en los términos de la propuesta económica que se acompaña a la presente con cargo a la partida plurianual de pagos referentes del municipio de San Pedro”, se dirigió Fernando López Arrón, entonces dueño de TICSA al entonces tesorero.