Recibe Senado reformas para replantear mandos

El paquete de iniciativas enviadas propone que la Federación asuma el control policiaco cuando se infiltre el crimen organizado.
Legisladores cancelaron actos por las movilizaciones de ayer.
Legisladores cancelaron actos por las movilizaciones de ayer. (Especial)

México

El Senado recibió anoche el paquete de reformas constitucionales por el que la Federación asumirá el mando policiaco en los estados cuando la situación lo justifique; asimismo, se crea el mando único policiaco en las 32 entidades del país, una vez que los municipios dejarán de prestar ese "servicio" y en adelante tendrán que pagar por éste a los gobernadores.

En la iniciativa enviada al Senado por el presidente Enrique Peña Nieto se establece también la posibilidad de que la Federación asuma total o parcialmente las funciones municipales, cuando éstas se encuentren infiltradas por el crimen organizado, para lo cual la PGR dará aviso a la Secretaría de Gobernación y ésta solicitará al Senado su aprobación.

La iniciativa faculta al Congreso a legislar en materia de competencias y conexividad para que la Federación pueda conocer de delitos locales; mientras que los gobiernos estatales también podrán investigar delitos federales.

De igual forma, el Congreso homologará tipos penales y conductas, a fin de evitar la dispersión que existe de delitos en los diferentes estados. Se acota que en el caso de delitos de delincuencia organizada, será competencia federal y seguirán vigentes leyes generales específicas como la de trata de personas, en materia de secuestro, delitos electorales y otras.

Por lo que toca al mando único estatal, aunque en general se da un plazo de transición de dos años para aterrizarla, en los casos de los estados de Michoacán, Jalisco, Guerrero y Tamaulipas entrará en vigor en el momento en que se promulgue el presente decreto.

En la iniciativa remitida al Senado, el presidente Peña Nieto reconoció que de los 2 mil 445 municipios que hay en el país, 600 no cuentan con una policía propia; alrededor de mil 800 corporaciones municipales representan 32 por ciento del total del estado de fuerza policial en México.

Solo 14 de los 31 estados tienen cuerpos policiales en todos sus municipios; mientras que las 20 corporaciones municipales más grandes concentran 25 por ciento del total de policías municipales del país.

"En contraste, 10 por ciento de las policías municipales se dispersa entre mil 100 municipios, promediando alrededor de 12 elementos cada uno", de acuerdo al Presidente, quien argumenta que 86 por ciento de las corporaciones municipales cuentan con menos de 100 elementos y hay lugares con poca población donde es prácticamente inexistente.

Por ello, se propone replantear el modelo policiaco como una necesidad impostergable en un país donde la disparidad y falta de coordinación entre federación, estados y municipio "ha imposibilitado al Estado cumplir con la función de garantizar la seguridad de sus ciudadanos".

Aunque no lo mencionó en la presentación del decálogo de medidas, en la iniciativa Peña Nieto propone un mando federal en casos de excepción.

En el artículo 21, fracción g, plantea "...la obligación de las instituciones policiales de las entidades federativas de actuar bajo el mando de las federales, en los casos que determine la ley".

Así, en la argumentación de la iniciativa el Ejecutivo sostiene que "para garantizar el orden constitucional y la seguridad de las personas, se establece que la ley determinará los casos en que las instituciones policiales de las entidades federativas deberán actuar bajo el mando de las federales. Esto significa que el orden federal asumirá esta competencia solamente en los casos y en la forma que determine la ley, misma que dejará de ejercer al momento en que cesen las situaciones que lo hayan justificado".

Según el artículo 21, solo la Federación y los estados tendrán a su cargo la función de seguridad pública.

"La seguridad de los municipios estará a cargo de los gobernadores por conducto de su corporación policial estatal. Los municipios deberán realizar las aportaciones a los estados, en los términos que determinen sus leyes, para la realización de esta función".

Aunque se abre un periodo de transición de dos años para acordar el "plan estratégico" , en casos de alteración del orden o de fuerza mayor, para garantizar la seguridad del municipio, los gobernadores podrán asumir el mando de varios municipios.

Por lo que toca a los municipios infiltrados por el crimen, la Federación asumirá el mando con aprobación del Senado de manera temporal y para garantizar ello, los congresos locales deberán convocar a elecciones de acuerdo a sus propias constituciones y no procederá la controversia constitucional para estos casos.


CONFÍAN EN APROBAR INICIATIVAS

Los líderes parlamentarios de PRI, PAN y PRD en la Cámara de Diputados y el Senado acordaron invertir todo su esfuerzo en el análisis de las iniciativas presidenciales en materia de justicia y salario mínimo, con la intención de votarlas antes de concluir su periodo ordinario de sesiones, el 15 de diciembre. Evitaron por ello anticipar fechas para un eventual periodo extraordinario y subrayaron que dicho escenario se discutiría llegado el momento.

Los coordinadores priistas Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa; los panistas José Isabel Trejo y Jorge Luis Preciado, así como los perredistas Miguel Alonso Raya y Miguel Barbosa, se reunieron ayer en el restaurante Puerto Madero de San Ángel, después de cancelar su reservación en el Club de Banqueros debido a las movilizaciones.

El diputado presidente Silvano Aureoles, así como los senadores Emilio Gamboa y Jorge Luis Preciado, reafirmaron su disposición a construir los acuerdos, aunque admitieron diferendos en aspectos como la posibilidad de que el gobierno federal intervenga y disuelva los ayuntamientos infiltrados por el crimen organizado.
(Fernando Damián/México)