Recibe alcaldesa a Tlaquepaque con mil mdp de deuda

María Elena Limón dio a conocer que además se basificaron cerca de 300 empleados, todos de la presidencia.

Guadalajara

A una semana de asumir el cargo como alcaldesa de Tlaquepaque, María Elena Limón, hace un balance de lo que encontró al llegar a la administración en la que destaca una deuda de más de mil millones de pesos.

“Hasta el momento iban 160 millones de adeudo adefas (deudores diversos), son 15 millones de gasolina, se le debe a proveedores diversos 160 millones de pesos, se deben 180 millones más en obras inconclusas, abandonadas y rezagadas, también se deben 650 millones de deuda pública, estamos hablando que aproximadamente nos dejan una deuda de lo que vemos cerca de mil millones de pesos creo que eso es un atropello para un pueblo que está en el abandono”, dijo la alcaldesa.

En entrevista para Milenio Radio, María Elena Limón señaló como uno de los puntos más graves, la notificación de que a finales del mes de  septiembre se basificaron cerca de 300 bases.

“El día 30 de septiembre se basificaron cerca de 300 bases con una nómina que ahorita si de por si era insostenible en la administración pasada, lo hacen con clara visión de que los funcionarios que eran de confianza no presentaron su renuncia y los basificaron”.

Aseguró que ya se encuentra trabajando en colaboración con un equipo jurídico para que no proceda un posible amparo, pues detalló que la mayoría de los basificados son de la presidencia y por ley tienen que retirarse.

“Ya estamos trabajando sobre esto, lo que es increíble es que en presidencia hayan basificado a todos, en una oficina tan importante, si se hubieran basificado los 300 empleados de aseo público que por años no han tenido sueldo yo estaría felicitándolos pero están basificando a las personas que eran de confianza y que la ley marca perfectamente que tienen que retirarse, eso nos da clara cuenta de que son personas que no tienen conciencia de que están dañando el erario público, esto es inconcebible y nosotros no nos vamos a quedar con los brazos cruzados”.

Agregó que el gasto que representaría mantener a los basificados podría sobrepasar el presupuesto anual que le corresponde al municipio el cual este año es de mil 548 millones de pesos.

Para saldar la deuda y mejorar las condiciones de las dependencias, empleados y del municipio en general, María Elena Limón piensa como plan de acción la austeridad.

“Vamos a reducir todos los lujos en el ayuntamiento, tenemos que ser muy medidos con nuestro gasto, estamos a tres meses, hemos recuperado solamente lo que en impuestos han aportado los ciudadanos y es lo único que hay, tendremos que pedir ayuda al gobierno estatal”.

La alcaldesa también dio a conocer que ha recibido en tiempo y forma todas las direcciones a excepción de una; Protocolo y Eventos Especiales de la presidencia, a cargo de Conrado López.

“Una jefatura todavía esta renuente a irse que es el ex director de Protocolo y Eventos Especiales de la presidencia, él dice que no se va a menos de que ponga en el acta que yo lo corrí, pero sólo es esa dirección todas las demás ya se encuentran trabajando y haciendo un diagnóstico que daremos a conocer este lunes”.