Rechaza SNTE negociar con evaluación docente

“Se ha mal informado, se han vertido mensajes tendenciosos”, acusó Sinhué Ramírez Oviedo.
Sinhué Ramírez Oviedo, dirigente del SNTE en Hidalgo.
Sinhué Ramírez Oviedo, dirigente del SNTE en Hidalgo. (Héctor Mora)

Pachuca

El secretario general de la Sección 15 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo, negó que exista un acuerdo con el gobierno estatal para aceptar la evaluación docente, así como ruptura al interior del magisterio con integrantes del colegiado y líderes de la organización gremial.

En conferencia de prensa, el dirigente dijo que existen señalamientos de una presunta negociación con el Ejecutivo, que a través de las delegaciones regionales disidentes, hicieron llegar al cuerpo docente y personal administrativo en los cuales solicitaban su “desconocimiento” como líder seccional.

Argumentó que el Instituto Nacional de Evaluación, órgano que medirá el desempeño de los trabajadores y que fue aprobado en las leyes secundarias de la reforma educativa aún está en construcción, por lo que desconocen el modo en que operará.

“No podemos firmar algo que en este momento no se han concretado. Hoy se ha mal informado, se han vertido mensajes tendenciosos (…) No se puede negociar algo que todavía no sabemos hacia donde está dirigido, pero lo que nos queda claro es que en el estado de Hidalgo hemos fijado las pautas a través de las cuales antes de llegar a una evaluación debemos de tener claro que el maestro debe entenderse en el contexto donde está, la región: no es lo mismo una escuela en Pachuca que en la comunidad más marginada de la Huasteca o de la Sierra, no es lo mismo Tulancingo que Tula, que cada región tiene su peculiaridad, cada uno tiene sus problemáticas que influyen en la tarea educativa”, dijo.

Afirmó que el maestro históricamente ha estado dispuesto a un proceso de evaluación, “pero al mismo tiempo de capacitación, de actualización, para poder llegar a una evaluación verdadera antes que otra cosa se tiene que priorizar la capacitación, la adecuación de los nuevos contenidos a este magisterio, sin exceptuar al estado”.

Aseguró que los integrantes del Comité Ejecutivo Seccional tienen presente el blindaje irrestricto de cada uno de los derechos y prestaciones de los agremiados, “y bajo ninguna circunstancia permitiremos que se violente el derecho que tienen los trabajadores a tener una estabilidad laboral”.

Ramírez Oviedo dijo desconocer el origen de este intento por desconocerlo como representante de la sección 15 del SNTE y afirmó que no hay ruptura con los ex dirigentes Moisés Jiménez Sánchez y Mirna García López, al tiempo que anunció una auditoría a la secretaría de Finanzas, que dirige la también diputada, María Eugenia Muñoz, para conocer el uso de los recursos públicos que maneja en Hidalgo el magisterio, ordenada por la dirigencia nacional.

Durante la conferencia, un grupo de maestros, que afirmaron pertenecer al Comité Ejecutivo, ingresó a las instalaciones del Sindicato en Pachuca para manifestar su postura respecto a los pronunciamientos.

Señalaron que previo a la conferencia, los docentes del estado, a través de las delegaciones regionales, fueron convocados por Moisés Jiménez, líder moral del SNTE y del partido Nueva Alianza, a una movilización para solicitar una explicación al secretario general de la Sección 15 sobre los casos de la evaluación y la presunta auditoría.

PIDEN CONSULTAR A LA BASE

La coordinadora de la fracción del partido Nueva Alianza y secretaria de Finanzas de la dirigencia sindical, María Eugenia Coradalia Muñoz, acusó a Sinuhé Ramírez de haber tomado decisiones unilaterales y de olvidarse de las bases.

“Ha traicionado a los maestros en muchos asuntos, como haberse entregado al gobierno del estado. Quien se entrega al gobierno, le da la espalda a los maestros y dura muy poco”, señaló.

La legisladora local, quien comandó al grupo de inconformes, dijo que sus líderes son los ex secretarios generales Moisés Jiménez y Mirna García y anunció que en los próximos días vendrán acciones para desconocer totalmente a Francisco Sinuhé Ramírez Oviedo.

“Sinuhé, tomó decisiones unilaterales y nunca lo consultó a la base. Nosotros tenemos una base y ella va a decidir.

“Va a pasar lo que la base decida, el magisterio está unido y nadie va a romperlo, esta unidad nos costó mucho tiempo construirla”.

Aunque acusó al dirigente de “haberse vendido con el gobierno”, Coradalia Muñoz, quien también compitió por la dirigencia del SNTE, evitó pronunciarse por la política en materia educativa del mandatario Francisco Olvera y del desempeño del secretario del ramo, Joel Guerrero Juárez.