Rebasar 5% el tope de gastos anulará elección

Los legisladores también avalan crear el Instituto Nacional Electoral y la Fiscalía General de la República; regulan la reelección y el 'trapecismo'; hoy comienza discusión del tema energético.

México

Con 106 votos a favor, 15 en contra y una abstención, el Senado aprobó anoche en lo general la reforma político-electoral que condicionó el Partido Acción Nacional como requisito para pasar a la discusión de la reforma energética, cuyo debate comienza hoy entre los grupos parlamentarios por la mañana y en comisiones por la tarde.

Como resultado de semanas de intensas negociaciones, el Senado aprobó durante la madrugada de este martes medio centenar de ajustes al dictamen, donde el PRI cedió en temas que había rechazado, como las causales de nulidad que permitirán anular una elección, que también los legisladores plurinominales puedan ser reelectos y que todo el gabinete sea ratificado por las cámaras del Congreso si el Presidente opta por un gobierno de coalición, a excepción de los titulares de las fuerzas armadas, entre otros.

En el Senado, cercado ya por más de mil 500 policías federales y ministeriales, que inclusive ayer rondaban en los pasillos del recinto, los perredistas se mantuvieron ajenos a la discusión del dictamen en comisiones, aunque en tribuna dieron el debate.

Al cierre de esta edición, proseguía el debate en tribuna de las 41 reservas hechas a 15 artículos, entre éstos el segundo transitorio que contenía el derecho de paridad de género, luego de que senadoras de todos los partidos hicieron reclamos.

Entre aplausos, el pleno aprobó la paridad de género, con la cual quedará establecida en la Constitución que las candidaturas a cargos de elección popular deben ser 50 por ciento para hombres y el mismo porcentaje para mujeres.

En tribuna, las senadoras Marcela Torres, Angélica de la Peña, Diva Gastélum, Dolores Padierna y el panista José María Martínez, entre otros, demandaron los cambios al argumentar que esta reforma no debe estar sujeta a eventualidades "y que nunca más existan juanitas".

Al argumentar en favor del dictamen, los presidentes de las comisiones de Gobernación, Cristina Díaz; de Estudios Legislativos, Raúl Gracia, y de Reforma del Estado, Miguel Ángel Chico, ponderaron que se trata de una reforma de hondo calado.

La senadora Díaz detalló los cambios e hizo notar que esta reforma permitirá los gobiernos de coalición, para que quien ocupe el poder Ejecutivo en 2018 pueda coaligarse con uno o varios partidos políticos en el Congreso. Lo que de ocurrir, obligará a la ratificación del gabinete por el Senado.

De no haber coalición, solo se ratificará a los titulares de Hacienda y Relaciones Exteriores.

Se dota de autonomía al Coneval y a la PGR, que será la Fiscalía General de la República, como órgano público autónomo que contará al menos con fiscalías especializadas en materia de delitos electorales y de combate a la corrupción.

Tanto el Plan Nacional de Desarrollo como la Estrategia Nacional de Seguridad Pública deberán ser aprobados y revisados por el Congreso.

Al explicar la creación del Instituto Nacional Electoral, que suplirá al IFE, la legisladora subrayó que se crea como organismo autónomo. Podrá hacerse cargo de los procesos locales, previo convenio con las autoridades electorales locales de carácter administrativo.

En su turno, el perredista Alejandro Encinas impugnó las causales de nulidad.

"Ha sido uno de los asuntos más polémicos, es uno de los temas centrales para garantizar la equidad, la legalidad y la certeza de legalización de procesos electorales", resaltó, al abundar que estos cambios lo que harán es incrementar la impunidad en el proceso electoral.

Dijo que esta fracción sexta del Apartado B del Artículo 41 de la Constitución "presenta un verdadero enredo, el cual va a motivar no solamente que no se anule ninguna elección, incluso con violaciones flagrantes a la ley, sino que en el texto constitucional se está estableciendo la permisibilidad para violar la propia legislación. Y creo que es un error gravísimo".

El INE

-El Consejo General será su órgano superior de dirección, que se integrará por un consejero presidente y 10 consejeros electorales.

-Concurrirán con voz pero sin voto los consejeros del Poder Legislativo, los representantes de los partidos políticos y un secretario ejecutivo.

-Los magistrados electorales serán electos por dos terceras partes de los miembros presentes del Senado, previa convocatoria pública.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]