Raúl Castro se va de Mérida como visitante distinguido

El presidente cubano finaliza en un día gira programada para tres; lo despiden el gobernador de Yucatán y la subsecretaria para AL.
El mandatario de la isla tomó con “respeto” la condecoración.
El mandatario de la isla tomó con “respeto” la condecoración. (Notimex)

Mérida

El presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz, concluyó ayer su visita de Estado a México con el objetivo de fortalecer la relación diplomática entre ambos países y encauzar los nuevos ámbitos de cooperación bilateral.

El vuelo del mandatario salió a las 10:20 de la mañana de la Base Aérea Militar número 8, en la ciudad de Mérida, donde se realizó el encuentro con el presidente Enrique Peña Nieto, los representantes del Congreso de la Unión y el titular de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Pese a que la visita se programo para tres días, del 5 al 7 de noviembre, Castro Ruz arribó al país con un día de retraso y solo permaneció en la ciudad de Mérida hasta la mañana de este sábado.

La subsecretaria para América Latina y el Caribe de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Socorro Flores Liera, y el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata, fueron los encargados de despedir al mandatario caribeño, quien durante su estancia suscribió cinco convenios de colaboración.

Entre ellos, se acordó el restablecimiento de un diálogo político al más alto nivel, que contempla la modernización y ampliación del marco jurídico bilateral y garantiza un flujo migratorio legal, seguro y ordenado entre ambos países, a fin de prevenir y combatir la trata y el tráfico de personas y otros delitos asociados.

Se estableció el fortalecimiento de la preparación de diplomáticos a través de intercambios académicos, así como ampliar la cooperación en educación básica, particularmente, en alfabetización, promoción de la lectura y deporte.

Ambos países fijaron un acuerdo en materia turística, con el que se establece el intercambio de experiencias exitosas en la materia, además de un convenio que buscará mejores prácticas en los rubros de pesca y acuacultura.

Antes de su partida, Castro Ruz se convirtió en el primer recipiendario de la medalla General Salvador Alvarado, máxima distinción que otorga el gobierno de Yucatán a los visitantes distinguidos o personas destacadas de la entidad.

En su mensaje, el mandatario señaló que la toma con respeto y agradecimiento, por lo que la portará a nombre de todos los habitantes de la República de Cuba.

Añadió que la presea simboliza y refrenda los lazos históricos de hermanamiento que existen entre Yucatán y esa nación del Caribe, regiones tan similares en clima, topografía e incluso en el trato amable de sus respectivos pueblos, que le hacen sentir como en casa.

El gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, dijo que Castro Ruz se ha distinguido por su perseverante apego a las ideas de justicia social desde su más temprana juventud, y por contribuir al fortalecimiento de la identidad cultural latinoamericana mediante el desarrollo de sus distintas expresiones, tanto en Cuba como en lo que concierne a los países del continente.

Asimismo, señaló, ha propiciado el intercambio cultural, científico y turístico con Yucatán, así como con otras naciones de Latinoamérica, además de abonar de manera decisiva a la solución de diferencias internacionales en la región y el mundo a través de la práctica del diálogo constructivo y abriendo nuevos caminos a la paz.

Se trata de una medalla de siete milímetros de espesor y 10 centímetros de diámetro, constituida por oro en su parte central y una aleación de plata y níquel en su anillo perimétrico

Este reconocimiento se instituyó como parte de los festejos por el centenario del gobierno revolucionario del general Salvador Alvarado. En esta ocasión, la entrega se llevó a cabo en una ceremonia privada en un hotel de Mérida.