Rastrillos para estar “presentable” y tampones por error

Los diputados del PRI explicaron el destino que han dado a los recursos que recibieron para casas de enlace.

Guadalajara

Los rastrillos fueron para estar presentable y las botas para una reunión con ganaderos en que habría lodo. Los tampones un error de una secretaria. Los 104 mil pesos de gasolina son necesarios para recorrer un distrito de una gran extensión. Así justificaron los diputados locales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), los gastos que facturaron a nombre del Congreso del Estado.

En conferencia de prensa para hablar del destino que dan a los recursos que reciben de Casas de Enlace, los legisladores del tricolor aseguraron que se trata de errores, al buscar comprobar los 92 mil pesos que cada mes reciben, adicionales a su salario, para “casas de enlace”. El líder de los diputados del PRI, Miguel Castro Reynoso, dijo que a partir de ahora la coordinación los respaldará en la comprobación de gastos.

El diputado Miguel Hernández Anaya, quien facturó la compra de unos rastrillos, afirmó que fue para llegar “presentable” a un acto, mientras que unas botas marca Jeep las necesitaba para una reunión con ganaderos, en un lugar en que habría mucho lodo. Sobre las múltiples facturas de comida que entrega, indicó que es porque vive fuera de la zona metropolitana.

Por su parte, Joaquín Portilla dijo que la factura en la que aparecen unos tampones fue un error de una de sus asistentes, quien por cierto le presentó su renuncia, pero no se la aceptó.

Roberto Mendoza, agregó que la gasolina que facturó es la que necesita, porque su distrito, el 19, es muy grande