Condena cancillería ejecución de mexicano en Texas

La SRE expresó sus condolencias a la familia de Ramiro Hernández Llanas y manifestó su "más enérgica protesta" por la falta de incumplimiento del fallo Avena por parte de EU.
Ramiro Hernández Llanas.
Ramiro Hernández Llanas fue sentenciado en el 2000 a la pena de muerte. (AP)

Ciudad de México

La Secretaría de Relaciones Exteriores lamentó la muerte de Ramiro Hernández Llanas, ocurrida esta tarde en Texas luego de que le fuera suministrada la inyección letal pese a "su discapacidad mental comprobada" y que desecharon las cortes estatales.

A través de un comunicado, la cancillería cuestionó que la Suprema Corte de Estados Unidos se negara a revisar el caso del mexicano, condenado a muerte en el 2000 por homicidio y violación.

La SRE manifestó su "más enérgica protesta" porque Estados Unidos no revisó y reconsideró el veredicto de culpabilidad y la sentencia impuesta a Hernández Llanas, con lo que indicó que se violó el fallo de la Corte Internacional de Justicia dictado en el caso Avena.

Puntualizó que el gobierno mexicano desplegó, en tiempo y forma, una serie de acciones legales, políticas y diplomáticas tanto en Estados Unidos como a nivel internacional para obtener la suspensión de la ejecución del Ramiro Hernández.

Entre las acciones, la SRE solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitir las medidas cautelares "ordenando a Estados Unidos la suspensión de la ejecución, mismas que por la gravedad, urgencia y carácter irreparable del caso, fueron otorgadas por la CIDH el 31 de marzo pasado".

Además, realizó una solicitud por escrito al gobernador de Texas, Rick Perry, y a la Junta de Perdones y Libertad Condicional para detener la sentencia contra el mexicano.

Las gestiones, agregó la dependencia federal, lograron que al exhorto se sumaran Argentina, Australia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, Suiza y la Unión Europea.

Sin embargo, Ramiro Hernández Llanas fue declarado muerto a las 18:28 horas tras recibir la inyección letal en Huntsville, Texas.

Ante ello, "el gobierno de México insta de nuevo a Estados Unidos a adoptar acciones efectivas que impidan que el estado de Texas, o cualquier otro, lleve a cabo la ejecución de cualquier nacional mexicano en desacato del fallo Avena y en incumplimiento de sus obligaciones internacionales".

La dependencia federal expresó sus condolencias a la familia del mexicano, originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, e indicó que continuará brindándoles la debida asistencia consular y acompañándolos en el proceso, incluso en el traslado del cuerpo de Hernández Llanas a México.

"El señor Hernández Llanas se convirtió en el cuarto mexicano ejecutado en franca violación al fallo de la Corte Internacional de Justicia dictado en el caso Avena hace más de diez años", precisó la SRE.