“Queremos ser el Houston, el Arabia Saudita mexicano”: Duarte

Asegura que ya tiene garantizados más de 36 mil millones de dólares de inversión extranjera y nacional para el sector energético en el estado.
El mandatario informó que ya se ha reunido en Estados Unidos con las más importantes empresas petroleras del mundo.
El mandatario informó que ya se ha reunido en Estados Unidos con las más importantes empresas petroleras del mundo. (Daniel Cruz)

Veracruz

Dice, ufano, que no hay quien compita con las capacidades petroleras de su territorio. Presume que ya tiene 11 mil millones de dólares de inversión extranjera directa garantizados para los próximos dos años y más de 330 mil millones de pesos de inversión nacional de aquí a 2018. Eso es equivalente, en total, a más de 36 mil millones de dólares. Está muy contento. Y activo: quiere que su estado reciba inversiones de todos los lugares posibles. Para ello, no deja de moverse: ya ha conseguido contratos con empresas de Estados Unidos, Brasil, Suecia, India, Noruega y hasta Alemania, según dice. Ha viajado a Texas para participar en reuniones con las más importantes empresas petroleras del mundo (BP, Chevron, Exxon, Texaco, entre otras). Ha tenido juntas con el embajador de Estados Unidos en México, Earl Anthony Wayne, todo para ofertar su tierra, su entidad, como una especie de paraíso energético.

Por eso Javier Duarte, el gobernador veracruzano, afirma que quiere constituir a su estado como el Houston petrolero de México, como la Arabia Saudita del Golfo. “La potencia petrolera de México y América Latina”, que, asegura, no tiene competencia de parte de ninguna otra entidad del país.

“Si Veracruz fuera un país estaría entre las 20 economías más grandes del mundo”, ostenta en su oficina del puerto, localizada dentro del complejo del World Trade Center. Esta es parte de la entrevista que Duarte tuvo con MILENIO.    

¿Qué le espera a Veracruz con la reforma energética, cómo lo visualiza?

Veracruz es el corazón energético de México, donde está instalada 80 por ciento de la infraestructura petroquímica de México. Veracruz tiene tres grandes puertos, el más importante de corte petrolero: Pajaritos, en el municipio de Coatzacoalcos; el de Tuxpan, también uno de los más importantes, con una gran infraestructura que va a permitir un mayor desarrollo en materia energética; el paleocanal de Chicontepec, en la zona norte, en Poza Rica; los complejos petroquímicos de Morelos, Cangrejera, y Lázaro Cárdenas, la refinería más moderna de México, donde se refina el 10% de todos los hidrocarburos. Y el puerto más grande del país, Veracruz, que se va a posicionar no nada más como el puerto más grande de México, sino de América Latina.

¿Entonces, qué les espera?

Nada más con Pemex, vendrán inversiones por 330 mil millones de pesos en estos próximos años. Y ya tengo, en estos momentos, anuncios de empresas internacionales por el orden de 6 mil millones de dólares para la zona sur, tan solo para el clúster petrolero.

Dice 6 mil millones de dólares para Veracruz, ¿en cuántos años?

Dos años. Mira, tan solo uno de los proyectos, que ya se está desarrollando, no te estoy hablando de hipótesis, sino de realidades, el proyecto Etileno 21, en donde un grupo extranjero, brasileño, grupo Odebrecht, a través de su filial, Braskem (actúa en los sectores químico y petroquímico), en coordinación con la mexicana IDESA (produce y comercializa petroquímicos), están invirtiendo 4 mil 500 millones de dólares en esta petroquímica. Nada más para darte un parámetro: se están invirtiendo 150 millones de dólares mensuales en el municipio de Nanchital, de Lázaro Cárdenas del Río, en la zona sur del estado, colindante con Coatzacoalcos.

O sea que ustedes no se esperaron ni una semana después de la reforma energética…

Advirtiendo que venía la reforma y que la industria energética es el futuro del desarrollo, ya tenemos el sistema de institutos tecnológicos más grande del país, con una matrícula escolar de más de 60 mil alumnos, y nos adelantamos creando carreras en materia energética.

¿Como cuáles?

Ingeniería en petroquímica, ingeniería en geología, técnicos para industria petrolera, para plataformas, técnicos para distintas áreas de la industria petroquímica. Esos jóvenes, que se están desarrollando ahorita en las aulas, son los que van a poder salir preparados para que las empresas que vengan a Veracruz a instalarse y a invertir no tengan que importar mano de obra calificada de otros lugares, sino que la encuentren aquí.

Con la reforma energética, ¿está Veracruz preparado para perfilarse a fin de ser el Houston mexicano o la Arabia Saudita del Golfo?

Ya me robaste las palabras (sonríe y abre los brazos). Es lo que te iba a decir. Queremos constituir a Veracruz en el Houston de México. Tuve la oportunidad de estar hace unos meses en el Offshore Technology Conference, que es la gran conferencia (subraya el artículo), una de las convenciones más importantes mundiales del petróleo, en donde hice la invitación para venir a invertir a Veracruz. Además, hace unos días me reuní con el embajador de Estados Unidos en México, ofertándole a las industrias americanas los espacios, el terreno para poder invertir aquí y que se puedan instalar en nuestro territorio a fin de que hagan esas inversiones.

    El gobernador hace una pequeña pausa, escruta, como para observar el efecto de sus palabras, y agrega: “Ya tenemos en estos momentos contactos con diferentes empresas, tanto de capital americano, con Schulemberger, Halliburton, o Weatherford (compañía multinacional de servicios para campos petroleros y gasíferos con sede en Suiza), que ya se encuentran instaladas aquí en la zona norte de nuestro estado, en lo que le llaman los pozos marginales del paleocanal de Chicontepec, pero también otras empresas de otros rubros: por ejemplo, empresas de capital indio (Vikram Birla) y que vienen a instalarse; empresas de capital alemán, como Evonik, que ya se viene a instalar, en la zona sur de nuestra entidad. Y otras que vienen con capital noruego, capital sueco.

“Cabe mencionar (agrega orondo) que los últimos yacimientos encontrados tanto de gas como de petróleo en aguas profundas están frente a nuestras costas, con lo cual se hace más evidente que Veracruz es un parte muy importante para el desarrollo energético de México”.

Ya veo que trae su sombrero casi de texano, ¿de neopetrolero? (porta un gran sombrero blanco).  

No, vengo llegando de un evento en la cuenca del Papaloapan, con campesinos.

Pero le va a dar gusto ver muchos sombreros petroleros por aquí, ¿no?

Me va a dar mucho gusto que vengan a invertir aquí y que se generen muchos empleos.

Por lo que dice, por lo que usted acaba de describir, parece que, en términos petroleros, Veracruz va a ser el futuro Arabia Saudita mexicano.

Eso es lo que sí queremos: que Veracruz sea la potencia energética de México y de América Latina. En eso estamos trabajando.

¿Han cuantificado ya el impacto que podría tener la reforma en Veracruz?

Hay 330 mil millones de pesos ya proyectados de inversión directa de Pemex de aquí al 2018 (equivalentes a más de 25 mil millones de dólares). Más 6,000 millones de dólares que te decía que vendrán, más 4,500 millones de dólares que ya se están desarrollando, son alrededor de 11 mil millones de dólares que ya tenemos en estos momentos contemplados de inversión extranjera directa, pero vienen mucho más inversiones. Y fuentes de empleo. Lo que queremos es que, más allá de los miles de millones de pesos que podamos hablar, podamos contar con miles y miles de fuentes de empleo para los veracruzanos.

Se acomoda el sombrero y se despide feliz el gobernante del futuro Houston mexicano, de la Arabia Saudita del Golfo de México.