“Queremos laborar”, exigen ex empleados

Asociación con apenas un día de existencia demandó al municipio de Monterrey poner en marcha de nuevo los negocios cerrados.
Portaron una pancarta con la leyenda Tucom
Unas 120 personas denunciaron violación de sus derechos adquiridos. (Leonel Rocha)

Monterrey

Al grito de “queremos laborar”, unos 120 supuestos empleados de casinos clausurados de Monterrey protestaron por presuntos actos de corrupción cometidos por este municipio, los cuales no supieron detallar.

Cerca del mediodía de ayer, los inconformes -que dijeron pertenecer a la asociación Todos Unidos Contra la Corrupción M (Tucom), llegaron a la Escuela de Graduados en Administración Pública y Política del Tecnológico de Monterrey a bordo de camiones para exigir que las casas de apuesta sean reabiertas. Esto sin incluir otros municipios donde se han cerrado casinos.

“Queremos que la Comisión que viene ahorita del foro se entere que los derechos adquiridos se están violando”, dijo Juan Carlos de la Fuente, presidente de la asociación, quien ha sido relacionado presuntamente con el manejo legal de una central obrera en la entidad.

“Pedimos que no haya solapamiento de algunos negocios, porque es lo que están haciendo, porque tienen sus papeles en regla, pero están trastocando a la sociedad”.

“El problema es que no tenemos el uso de suelo para eso, pues es un derecho adquirido”, expresó el líder del grupo de inconformes.

¿Alguna denuncia de corrupción que hayan pasado?

“Desconozco, nosotros estamos aquí por la gente que perdió su empleo y seguir representando a la industria”, argumentó.

De la Fuente mencionó que el Tucom tiene trabajando un día y representa a las 12 casas de apuesta en Monterrey clausuradas definitivamente. Sin embargo,  fue incapaz de nombrarlas a todas.

“Estamos representando al Grupo Revolución, al Caliente y al Yak, esos son algunos”.

Tras unos 20 minutos de que el contingente de personas estuvo en el lugar, el diputado federal Ricardo Mejía Berdeja, les pidió a los manifestantes que le enviaran sus peticiones por escrito, pues dicho pronunciamiento no lo tenían contemplado.

“Esta problemática no es nueva y en ese sentido nosotros estamos planteando tener una revisión general en este tema”, dijo el legislador federal.

“Esto no es nada más de Monterrey, hay quejas de varios permisionarios de que batallan mucho por la parte municipal, aunque en lo federal están en regla”, mencionó el diputado federal.

Posteriormente, la secretaria del Ayuntamiento de Monterrey, Sandra Pámanes, explicó que el próximo lunes recibirá en Palacio a los inconformes para explicarles y transparentarles las razones de los cierres de las casas de apuestas.