Lo que requiere Ochoa Reza para cumplir sus promesas en el PRI

Para llevar a cabo los cambios que prometió en su primer discurso como dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa tendrá que esperar la aprobación del Consejo Político Nacional de su partido.
Enrique Ochoa fue electo presidente nacional del PRI.
Enrique Ochoa fue electo presidente nacional del PRI. (Tomada de Twitter | @VictorSilvaMich)

Ciudad de México

Crear un nuevo órgano anticorrupción partidista, mejorar la comunicación entre el PRI y los diferentes órdenes de gobierno, lograr la paridad de género dentro del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y visitar en los primeros 100 días de gestión los 32 comités estatales del tricolor son las acciones que Enrique Ochoa Reza propuso en su primer discurso como dirigente nacional para lograr “diálogo abierto, de crítica, de autocrítica y de propuesta constructiva al interior” del partido.

De esas cuatro propuestas, Ochoa tiene las atribuciones como presidente del CEN de solicitar y ejecutar las visitas a los comités ejecutivos estatales -a través de la  Secretaría General del partido-, así como el nombramiento de más mujeres dentro del CEN para lograr la paridad de género.

La primera de las acciones que anunció Ochoa Reza es la visita a todas las entidades federativas del país dentro de los primeros 100 días de su gestión para recabar distintas ideas y posteriormente convocar a la Vigésima Segunda Asamblea Nacional priista para discutir las inquietudes que recoja en todo el país.

Según los estatutos del partido, la Secretaría General es la autoridad encargada de coordinar, seguir y evaluar periódicamente los planes y programas de los comités estatales; según el mensaje de Ochoa Reza, será él quien realice estas labores en los primeros 3 meses de su gestión.

De los 29 cargos que integran el Comité Ejecutivo Nacional del partido, actualmente 17 son ocupados por hombres, ocho por mujeres y cuatro están desiertos, según el directorio publicado en la página del PRI. Para que el nuevo líder priista cumpla con la paridad de género dentro del CEN priista, tendría que nombrar a siete mujeres más y remover a dos hombres, además tendrán que ser priistas de diferentes partes del país para cumplir la promesa de que el Comité Ejecutivo Nacional cuente “con una profunda representatividad regional y generacional”.

Ochoa también busca mejorar la política de comunicación social en coordinación con instancias de gobierno. Para que eso suceda, el Consejo Político Nacional tendría que proponer y votar un nuevo Plan Nacional de Imagen y Comunicación del Partido, según el Artículo 81 de los estatutos del tricolor.

La última propuesta de Ochoa hecha en su primer discurso frente a la militancia priista es la de incluir una oficina que combata la corrupción, que vigile tanto a gobernantes emanados del PRI y a miembros del partido, como a gobernantes y representantes sociales de otros partidos.

El órgano que actualmente atiende los temas de ética dentro del partido es la Defensoría de los Derechos de los Militantes, quen vigila la aplicación del Código de Ética Partidaria. Sin embargo, en toda la redacción de los estatutos del PRI, en ninguna de las 115 páginas que la integran se incluye el término anticorrupción.

Las últimas propuestas de Ochoa requieren ser analizadas por el Consejo Político Nacional, pues solamente con la votación de todos los miembros de ese órgano del partido podrían modificar el Plan Nacional de Comunicación y se podría crear la oficina anticorrupción, por lo que el recién desempacado líder priista tendrá que esperar la aprobación de sus nuevas ideas, y para que eso pase al menos tendrá que esperar un aproximado de 6 meses para la Vigésima Segunda Asamblea Nacional del PRI.