"Que me pregunten", claman artistas e intelectuales

El movimiento #QueMePregunten lo conforman grupo de intelectuales preocupados principalmente por la Reforma Energética impulsada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

Guadalajara

Las reformas constitucionales y de leyes reglamentarias en los temas de energía, educación y trabajo que sacaron adelante los congresistas mexicanos el año pasado, han levantado la voz de alarma entre un núcleo usualmente influyente en la vida pública del país: los artistas e intelectuales. Ante la presunción de que esos cambios podrían ser desastrosos para el país, un grupo de ellos ha comenzado movimiento #QueMePregunten, y hoy tuvieron su presentación en Guadalajara.

 

“En una sociedad democrática, la participación ciudadana no debe limitarse a acudir a las urnas el día de las elecciones.  Los ciudadanos tenemos el derecho de ser consultados sobre temas de relevancia nacional, que afectan directamente en nuestras vidas.  Limitar la participación ciudadana al sufragio es limitar la vida democrática de nuestro país. Es suponer que los ciudadanos no tenemos la suficiente capacidad, inteligencia y voluntad para tomar decisiones que son cruciales para el desarrollo del país", dijo el artista plástico Benito Zamora, en una conferencia de prensa.

 

"Los avances en materia democrática en nuestro país –desde 1968 hasta el presente- han sido resultado de movilizaciones ciudadanas, surgidas de la necesidad de cambiar las estructuras del poder. La lucha contra el autoritarismo y la corrupción ha costado mucha sangre y sudor al pueblo de México. Es nuestra obligación, como ciudadanos responsables, continuar la lucha iniciada por nuestros padres y abuelos.  Hemos superado muchas prácticas del pasado autoritario y hemos avanzado poco a poco hacia una auténtica democracia. Sin embargo, la corrupción y la sordera de los gobiernos ante las exigencias populares siguen estando presentes. Es por ello que, ahora más que nunca, no debemos ser indiferentes ante la situación política en la que vivimos y exigir que nuestra voz sea escuchada. Volver al pasado autoritario no es una opción" añadió.

 

Angélica Nuño, fotógrafa y pintora, subrayó: “recientemente, algunas iniciativas de capital importancia para la vida económica del país, como la reforma energética, han sido aprobadas sin el ejercicio de reflexión y análisis necesario, por la vía del fast track, excluyendo deliberadamente las propuestas alternativas.  En la propaganda oficial se afirma que la reforma energética traerá grandes beneficios al país, pero no se detalla en qué consistirán esos supuestos beneficios. Se emplean expresiones oscuras y ambiguas como “modernización”, que en nada aclaran en qué consistirán las modificaciones constitucionales sobre la obtención de hidrocarburos y otros energéticos".

" Semejante iniciativa -dijo- tiene fuertes repercusiones, pues el petróleo y otras fuentes de energía nos pertenecen a todos los mexicanos. El gobierno debió -y debe- consultar al pueblo de México sobre el destino de los energéticos, que son la principal fuente de ingresos para la economía nacional".

 

Pese a la exigencia de muchos sectores de la sociedad civil, "que incluían académicos, estudiantes, intelectuales, artistas, personalidades públicas y ciudadanos conscientes, la aprobación de la reforma energética se dio en la total oscuridad, en sesiones cerradas y fuertemente custodiadas por las fuerzas públicas, en las que todo ejercicio democrático quedó anulado. ¿Por qué el temor a escuchar la voz de la ciudadanía?".

 

Por su parte, Paco Barreda, ex director del ex convento del Carmen, fijó su postura: "Dada la escasa y ambigua información sobre la reforma energética que se ha difundido al pueblo mexicano en los medios de comunicación y las condiciones en que fue aprobada en el Congreso de la Unión y las cámaras de diputados estatales, consideramos que las modificaciones constitucionales deben ser sujetas nuevamente a revisión y abiertas a la consulta ciudadana".

 

En este sentido, "el movimiento #QueMePregunten lo conforman grupo de intelectuales preocupados principalmente por la Reforma Energética impulsada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto y las consecuencias negativas que se deriven de ella. Por ello, para nosotros es importante alzar la voz para que se ponga en práctica el artículo 35 constitucional, y en particular, que la ciudadanía ejerza su derecho a opinar en un asunto de gran trascendencia para el rumbo del país, como es la Reforma Energética". 

 

Lo que se pretende "es presionar al Congreso de la Unión para la aprobación las leyes secundarias de dicho artículo, para que pueda sentarse un precedente en nuestro país y hacer una realidad la consulta popular vinculante, en aras de construir una sociedad más democrática y participativa", añadió.

 

Los organizadores observaron que "este proyecto surge de la preocupación de intelectuales, artistas e integrantes de diferentes ámbitos culturales, ante la necesidad de crear un diálogo entre gobierno y ciudadanía, que permita la libre discusión de temas de trascendencia nacional. El interés es generar mayor participación a través de las redes sociales y otros espacios de comunicación, para forjar una nueva cultura democrática, mediante la cual las autoridades se vean obligadas a tomar en cuenta la voz del pueblo, y se supere la apatía y el desinterés de muchas personas hacia los asuntos públicos. 

 

Los ciudadanos interesados en unirse a la campaña pueden hacerlo de diferentes formas: a) tomándose una foto y mandarla al correo qmpreguntenjalisco@gmail.com b) subiéndola a su muro de Facebook  y etiqueten como QuemepreguntenJalisco; c) Twiter: @QMPreguntenJal y d) subiendo sus videos a YouTube como QueMePregunten.