Analizan en foro pendientes con pueblos indígenas

El comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México dijo que el gobierno federal cuenta con un importante programa de obras y servicios para atender los rezagos de este sector.
La zona fronteriza de Tamaulipas alberga al 60 por ciento de indígenas
(Especial)

Ciudad de México

El comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México, Jaime Martínez Veloz, afirmó que el gobierno federal cuenta con un importante programa en materia de obras y servicios para atender los rezagos de pueblos indígenas.

Al participar en el foro "Derechos Indígenas y Armonización Legislativa", en la Cámara de Diputados, indicó que además mantiene el compromiso de impulsar un acuerdo nacional y una ley de consulta en la que se les considere como actores principales de las legislaciones.

"Esta es la primera ocasión desde la reforma del 2001 que el tema de los acuerdos de San Andrés Larraízar, un gobierno federal abre el debate sobre este asunto que estuvo durante años bajo el agua, quizá no encontremos todas las respuestas, quizás haya más preguntas que respuestas, pero este tema deja de ser un tabú y se convierte en un referente político, histórico y moral que permite abrir el la discusión sobre el México que todos queremos", expresó el comisionado.

La Secretaria de Gobernación, la Cámara de Diputados y el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), inauguraron el foro para la generación de una nueva relación entre las instituciones gubernamentales y los pueblos indígenas

"Nos reunimos en el marco de un contexto nacional donde los pueblos indígenas de México reclaman un cambio de fondo en su relación con el estado mexicano, los acuerdo de san Andrés son el resultado del proceso de construcción de mayor horizontalidad y participación que se tengan memoria en los años recientes de la historia de México" agregó Martínez Veloz.

Sebastián de la Rosa, presidente del CESOP, dijo que el motivo de estas actividades es emitir conclusiones que conduzcan a reformas que eleven a rango constitucional los derechos indígenas.

Otro objetivo fundamental, es dar cumplimiento a las recomendaciones emitidas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al estado mexicano en materia de derechos indígenas.

Eduardo Vázquez, secretario de cultura del Distrito Federal, dijo "a 18 años de que el gobierno y legisladores reanudaran el dialogo con el EZLN y se firmara el Acuerdo de San Andrés Larraínzar, ya es hora de su cumplimiento real" expresó el funcionario.

Con la firma de este acuerdo, se buscó garantizar una nueva relación entre los pueblos indígenas del país, la sociedad y el Estado.

Los pactos comprometen al gobierno federal a enviar a las cámaras legislativas las iniciativas de reformas constitucionales para el reconocimiento de derechos de los pueblos indígenas.

Las mesas de trabajo abordaron temas como la autodeterminación, acceso a la justicia, igualdad de género, democracia, y participación política, entre otros.

De acuerdo con el censo 2010, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), contabilizó un total de 22.2 millones de indígenas, que corresponden a 10 por ciento de la población total.