En Puebla se vive en paz y en estado de derecho: Carlos Martínez

El líder de la bancada del Sol Azteca en el Congreso local, señaló que en la entidad prevalece la gobernabilidad.
Carlos Martínez Amador, diputado local.
Carlos Martínez Amador, diputado local. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

En Puebla se respetan las garantías individuales de los ciudadanos y las voces de los distintos sectores de la sociedad, por eso se caracteriza a nivel nacional como un Estado donde prevalece la gobernabilidad y el estado de derecho, sentenció el coordinador del Grupo Legislativo del PRD en el Congreso del Estado, Carlos Martínez Amador.

Por su parte, la legisladora perredista Socorro Quezada Tiempo pidió a sus correligionarios que dejen atrás el radicalismo y la violencia, pues los tiempos exigen una izquierda responsable que esté a la altura de los mexicanos y representen los intereses de todos los grupos sociales.

El líder de la bancada perredista en el Congreso local hizo una invitación a los actores políticos que han descalificado al Gobierno del Estado, para que visiten Puebla y sean testigos de la paz social y la gobernabilidad que se ha logrado en este sexenio, a diferencia de otras entidades donde los movimientos armados, la violencia y los homicidios son una constante, y la población vive con miedo.

Carlos Martínez recordó que por ser un gobierno de coalición, el PRD es tomado en cuenta en las decisiones trascendentales de la entidad. Por esa razón, los derechos humanos y los temas de izquierda son un eje estructural en la toma de decisiones del gobernador Rafael Moreno Valle.

"No olvidemos que el Gobierno del Estado es un gobierno de coalición donde participa el PRD. Desde el primer día del sexenio se anunció que nadie estaría por encima de la ley; bajo este precepto es que se ha logrado la gobernabilidad y el estado de derecho que otros lugares desearían tener", señaló.

Mientras tanto, la diputada Socorro Quezada reiteró que los tiempos modernos exigen una izquierda moderna, constructiva y dispuesta a establecer los acuerdos necesarios en beneficio de los ciudadanos y reprobó categóricamente la actitud de algunos de sus correligionarios, quienes intentan crear confusión, violencia y radicalismo en la sociedad.

"La izquierda tiene que cambiar, la gente está cansada de los bloqueos, de las manifestaciones, de las descalificaciones, de esas actitudes que solo generan violencia y temor en la sociedad. Los diputados de izquierda tenemos que ser factor de cohesión social y no de polarización".