Proyecto Escudo podría ser desaprovechado: Guraieb

El presidente de CANACINTRA aseguró que si no mejora la relación entre el Gobernador de Guanajuato y la Alcaldesa de León, el caso del Proyecto Escudo podría llegar a ser un recurso desaprovechado.
Gustavo Guraieb, consejero del OCL.
Gustavo Guraieb, consejero del OCL. (Tomada de http://www.ocl.org.mx/)

León, Gto.

Una de las debilidades en el combate a la inseguridad, es que el factor político siempre está presente aunque los políticos digan que no, además de que se trabaja con estrategias que ya no funcionan, consideró Gustavo Guraieb, Presidente de CANACINTRA y consejero del OCL.

Quien destacó que un claro ejemplo es el caso del gobernador Miguel Márquez y la alcaldesa Bárbara Botello, en donde dijo, si la relación no mejora, por ejemplo para el caso del proyecto Escudo podría llegar a ser un recurso desaprovechado.

"Se requiere una coordinación de líderes políticos, a nivel de Alcaldesa y Gobernador para que se den resultados concretos. Hablemos del caso del proyecto Escudo, si no está la coordinación estaríamos desperdiciando esta gran inversión, y eso los ciudadanos no lo podemos permitir", dijo Gustavo Guraieb.

Y comentó que también es indispensable que exista una coordinación entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial para combatir el problema de impunidad, que consideró como la clave en el tema de seguridad al ser el castigo el mejor disuasivo.

Por lo que destacó el tema de la reincidencia, que coincidió en que es uno de los factores que más fortalecen los índices delictivos en el municipio.

"Hay falta de mecanismo profesionales para decir 'oye este delincuente a demás de reincidente sigue saliendo a los tres días o pagando fianzas reducidas, ¿cómo le hacemos para que eso no suceda más' porque eso sigue siendo uno de los principales factores para seguir delinquiendo".

Gustavo Guraieb comentó que continuarán insistiendo al gobierno municipal sobre la necesidad de que el Secretario de Seguridad Pública, Francisco Salazar Soni presente ya una estrategia formal, pues dijo, es indispensable que el gobierno municipal acepte el problema de inseguridad y genere estrategias en base a la realidad, con expectativas objetivas a seis meses y a un año.

"A la autoridad municipal aún le cuesta trabajo hablar del tema, impulsarlo y dedicarle recursos, desde luego tiene un fondo político. Y la realidad es que a poco directivos de las áreas de seguridad les interesa trabajar en el tema", señaló.

Y agregó: "Disponibilidad la hay y hay que reconocerlo, lo que falta es avanzar en la curva de aprendizaje de un modelo diferente, venimos del sigo XX de aplicar modelos tradicionales de policía que ya no sirven para combatir el crimen organizado, debe haber cambios de paradigmas".