Proponen reposición de tierras cedidas al "narco"

La iniciativa señala que campesinos de Michoacán, Guerrero y Oaxaca, entre otras entidades, perdieron propiedades con engaños y amenazas.
La senadora Verónica Martínez alerta que este ilícito se generalizó en comunidades agrícolas y ganaderas.
La senadora Verónica Martínez alerta que este ilícito se generalizó en comunidades agrícolas y ganaderas. (Daniel Cruz)

México

El Senado analiza una reforma a la ley agraria que otorga facilidades a ejidatarios, comuneros y productores del campo para que recuperen tierras y propiedades cedidas a grupos de la delincuencia organizada.

La iniciativa, presentada por la senadora Verónica Martínez Espinoza y turnada a comisiones, destaca que en Michoacán, Colima, Guerrero, Oaxaca, Sinaloa y Coahuila, entre otros, han sido afectados por el narcotráfico.

Destacó el caso de Michoacán, donde productores de aguacate y limón sufrieron en los últimos años este tipo de prácticas delincuenciales y los obligaron a ceder, supuestamente de manera legal ante notarios públicos, sus propiedades con amenazas.

La priista subrayó que el sector campesino es uno de los más dañados por la delincuencia organizada y por eso urgió a aprobar esta reforma a la ley agraria, pues permitirá que los afectados puedan recuperar de manera legal sus propiedades.

Propuso que los ejidatarios, comuneros o posesionarios que han sido privados ilegalmente de sus derechos agrarios, derivado de un hecho delictivo, deben tener la posibilidad de solicitar la nulidad absoluta de dichos actos, a fin de que les sean reconocidos los derechos de uso y usufructo que tenían antes del acto ilícito.

“La violencia se ha salido de control y ha ocasionado miles de víctimas, pero particularmente se han violentado los derechos sobre la tierra de cientos de campesinos, quienes una vez que se reestablece el orden público regresan a sus ejidos o comunidades para recuperar las tierras que les fueron tomadas por estas organizaciones”, apuntó.

Martínez Espinoza dijo que un número importante de ejidatarios y productores se encuentra con la lamentable situación de que han sido despojados con motivo de actos jurídicos simulados o realizados de manera irregular por parte de las organizaciones delictivas, y en muchos casos con la complicidad de fedatarios públicos.

Finalmente, la senadora alertó que este tipo de ilícitos se ha generalizado no solo en tierras en las que se ubican minas, sino también en las que tienen riquezas forestales, agrícolas e incluso ganaderas.