Proponen combatir la inseguridad conjuntamente con el DF

El senador Alejandro Encinas considera necesario que el gobernador mexiquense firme un convenio con el jefe de gobierno capitalino para tal efecto.
El senador perredista por el Estado de México, Alejandro Encinas.
El senador perredista por el Estado de México. (Enrique Hernández)

Toluca

El senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el Estado de México, Alejandro Encinas, consideró que el gobernador Eruviel Ávila debería firmar con el jefe de Gobierno del DF un convenio para atender el problema de la violencia e inseguridad de forma conjunta.

Después de la presentación del libro Remolino. México de la sociedad organizada, los poderes fácticos y Enrique Peña Nieto, del autor Sergio Aguayo, investigador de El Colegio de México, también aprovechó para señalar que el proceso interno para renovar la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática traerá desgaste y advirtió que, fragmentados los partidos, la izquierda mexicana se encuentra en riesgo de perder la elección de 2015 en el Distrito Federal.

Sobre el primer tema, el ex candidato a gobernador Encinas lamentó que la violencia siga en aumento, particularmente en la zona oriente del estado, pues el mayor número de ejecuciones se concentra en Cuautitlán Izcalli, por lo que se requerirá de una actuación directa y coordinada entre el Distrito Federal y la entidad.

Recordó que se han tenido experiencias exitosas en seguridad, cuando Enrique Peña Nieto era gobernador, pues se estableció un programa de mando único en materia de seguridad, luego se reprodujo con Marcelo Ebrard con la Operación Escudo, aunque reconoció que ello ha sido insuiciente.

"Creo que el gobernador del estado debería irmar con el jefe de Gobierno del DF un convenio para atender esa problemática de manera conjunta, no se puede posponer más".

Señaló que el mando único en el estado no ha funcionado, pues prevalece una fragmentación, en tanto que en el DF hay un solo secretario y por lo tanto no hay policía municipal, y a pesar de que hay varias policías, el mando recae todo en el sector de seguridad pública, lo que se suma a que las policías en la mayor parte de las demarcaciones son inexistentes y no existe un control real de las operaciones.

Hay guardias comunitarias Insistió en señalar que hay guardias comunitarias y prácticas históricas en el estado, como en Ocuilan y Morelos, donde ya tienen sus labores de vigilancia, o grupos de transportistas organizados para evitar asaltos en el transporte público, ello ante la ineficacia de la autoridad. Es por ello que indicó que se deben reglamentar las policías que legítimamente existen en las comunidades y sugirió no tenerle miedo a las guardias comunitarias, pero sí cuidado con los grupos de autodefensa que en muchos casos, como en Michoacán, se arman por los propios carteles delictivos.