Proceso contra Gómez Urrutia es caza política: Esparza

El dirigente del SME, Martín Esparza, dijo que el líder minero obtuvo la nacionalidad canadiense porque que el gobierno de ese país no le encontró delitos.
Martín Esparza Flores.
Martín Esparza Flores, dirigente del SME. (Arturo González)

La orden de captura contra el líder minero Napoleón Gómez Urrutia por el desvió de 55 millones de dólares para fines personales es una persecución política, señaló el dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) Martín Esparza.

"La INTERPOL ha dicho que no va haber ninguna orden de extradición. Es una acusación y persecución política como en la que en su momento hicieron con nosotros los panistas", dijo.

Indicó que Gómez Urrutia adquirió la nacionalidad canadiense, luego de que el gobierno extranjero solicitó todos los expedientes sin encontrarle algún delito.

"Cuando estaba el proceso de darle su radicación, el gobierno de Canadá pidió todos los expedientes en contra de Napoleón Gómez Urrutia, ¿y saben que mandó el gobierno mexicano? Puros recortes de los periódicos de las declaraciones que había Javier Lozano y con eso han actuado los jueces", comentó.

Aseguró que el objetivo del gobierno mexicano es acabar con los sindicatos democráticos e independientes, que con sus reformas se ha opuesto a entregar prestaciones y contratos colectivos de trabajo.

A juicio del dirigente del SME, la política laboral del gobierno federal no va a cambiar y sólo continuará fortaleciendo las centrales corporativas.