Prevén la liberación de 6 policías del caso Iguala

En dos semanas se dará a conocer qué pasó con los videos grabados por cámaras del Poder Judicial sobre estos hechos, ofrece magistrado.
Familiares de los 43 marcharon ayer del monumento de Nicolás Bravo al centro de Chilpancingo.
Familiares de los 43 marcharon ayer del monumento de Nicolás Bravo al centro de Chilpancingo. (José I. Hernández | Cuartoscuro)

Chilpancingo

Vidulfo Rosales, abogado de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, dio a conocer que al menos seis de 53 policías municipales presos por el caso Iguala pueden quedar libres, luego de que obtuvieron un amparo.

Explicó que hasta la fecha hay 120 personas consignadas por diferentes niveles de participación en los hechos del 26 de septiembre de 2014.

Destacó que hay 34 policías de Iguala y 19 de Cocula sujetos a proceso debido a su presunta vinculación con el grupo delictivo Guerreros Unidos.

Rosales especificó que en el juzgado de primera instancia con distrito judicial de Hidalgo, ubicado en Iguala, se tramitan cuatro causas penales por los delitos de homicidio y agresiones cometidos contra los estudiantes Julio César Ramírez Nava, Daniel Solís Gallardo y Julio César Mondragón Fontes, quienes murieron en esos hechos.

Señaló que de la información que tienen, por lo menos seis policías obtuvieron el amparo en primera instancia, ya que un juez de distrito consideró que no está establecido aún el grado de responsabilidad, criterio que al parecer comparten los jueces del distrito judicial de Hidalgo.

En tanto, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Robespierre Robles Hurtado, anticipó que ordenará que el Consejo de la Judicatura visite a los jueces que tienen radicadas causas penales derivadas del caso Iguala, a fin de que expliquen el estado que guarda el proceso que se sigue a los implicados.

Prometen rastreo

Robles Hurtado también anunció que en dos semanas informará a los padres la situación de los videos grabados la noche del 26 de septiembre de 2014 en las inmediaciones del Palacio de Justicia de Iguala, los que al parecer fueron destruidos por órdenes de su antecesora, Lambertina Galeana Marín.

Los jefes de familia marcharon ayer del monumento de Nicolás Bravo, sobre la avenida de los Insurgentes, al centro de la ciudad, acompañados de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. Se concentraron frente al antiguo Congreso local, donde ahora funciona el Consejo de la Judicatura.

El vocero de los padres, Melitón Ortega, recordó que la noche del 26 de septiembre al menos 25 estudiantes viajaban en el autobús 1531 de la línea Estrella de Oro, que alrededor de las 21 horas circulaban por el Palacio de Justicia, rumbo a la salida sur de Iguala, cuando fueron interceptados por elementos de la Policía Preventiva y supuestos sicarios.

Refirió que, con base en el informe del Grupo Interdisciplinario de Especialistas Independientes y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, esos hechos fueron grabados por las cámaras de vigilancia del Palacio de Justicia, pero cuando fueron requeridos a la magistrada Galeana Marín, respondió que habían sido destruidos.

"Esos videos son fundamentales para el esclarecimiento de los hechos, pues son una prueba que nos puede mostrar la identidad de los responsables y el posible destino de nuestros hijos", puntualizó.

Al respecto, Robespierre Robles ofreció realizar el rastreo requerido para saber qué fue lo que sucedió con los videos e informar de los resultados en dos semanas.