Diputados definen ruta para la discusión del Presupuesto 2016

La Comisión de Presupuesto se instalará este martes en sesión permanente para dictaminar el proyecto de egresos para 2016, con la expectativa de someterlo a discusión en el pleno el próximo viernes.
Jorge Carlos Ramírez, vicecoordinador del PRI en San Lázaro.
Jorge Carlos Ramírez, vicecoordinador del PRI en San Lázaro. (Especial )

Ciudad de México

La Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados se instalará este martes en sesión permanente para dictaminar el proyecto de egresos para 2016, con la expectativa de someterlo a discusión en el pleno el próximo viernes, dos días antes del plazo legal del 15 de noviembre para su aprobación.

El vicecoordinador del PRI, Jorge Carlos Ramírez, sostuvo, sin embargo, que no hay prisas ni presiones, más allá de los propios plazos que establece la ley.

“No hay ni presiones, ni premuras, excepto la legal, es decir, tenemos que tener presupuesto a más tardar el día 15 de noviembre; esa es la única premura y, por lo demás, vemos que los trabajos que ha estado haciendo la comisión de presupuesto han sido muy ordenados”.

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó, en ese sentido, el mecanismo para la discusión del Presupuesto de Egresos en el pleno y determinó que los legisladores que hagan varias reservas deberán agruparlas por temas para fundamentarlas en tribuna.

“Es decir, que si un solo diputado hizo 25 reservas, no va a subir 25 veces a la tribuna, sino que las irá compactando la Mesa Directiva en función de los temas y privilegiando siempre que tengan la oportunidad y el tiempo necesario para explicarles sus reservas al pleno de la asamblea” dijo.

En ese contexto, la fracción del PAN insistió en transparentar la asignación de recursos a estados y municipios para evitar el cobro de los llamados “moches”.

En un oficio dirigido al priista César Camacho, presidente de la Junta de Coordinación Política, el coordinador del PAN, Marko Cortés, llamó a garantizar que los recursos públicos se utilicen con transparencia y apego a la ley, “dejando en claro que quien haga uso indebido de los recursos públicos u obtenga algún beneficio debe ser sancionado”.

Propuso para ello seis criterios para la asignación de presupuesto, entre los que destaca la prohibición de intermediación para el acceso de los municipios a los recursos federales, la publicación  oportuna de reglas de operación de los programas y un plan de fiscalización de la Auditoría Superior de la Federación para garantizar rendición de cuentas y sanción en caso de mal uso de recursos.