Presidente de Irlanda llega a México

El presidente irlandés, Michael D. Higgins visitó el monumento al Batallón de San Patricio en el DF y mañana se reunirá con Peña Nieto para firmar un acuerdo en materia comercial.

Ciudad de México

A partir de este domingo inicia su visita a México el presidente de la República de Irlanda, Michael Higgins, cuya agenda incluye aspectos políticos, comerciales y educativo-culturales.

El presidente Higgins realizará este domingo actividades privadas de carácter cultural, para entre lunes y martes efectuar actividades de carácter comercial, político y cultural, en compañía de la delegación de su país.

De acuerdo con la embajadora de la República de Irlanda en México, Sonja Hyland, dicha nación europea está interesada en incrementar el flujo comercial binacional, que el año pasado alcanzó mil millones de euros.

La diplomática explicó en entrevista que para su país, la relación con México es muy importante, por la diversificación de mercados que significa para las empresas irlandesas y, también, por la generación de empleos para la población de ese país, especialmente los jóvenes.

Por otra parte, para Irlanda es importante la pertenencia de México a la Alianza del Pacífico ¿donde participan también Chile, Colombia y Perú? pues significaría igualmente la entrada a mercados sudamericanos.

La agenda del presidente Higins, detalló la embajadora, también incluye la firma de una serie de convenios entre universidades de su país y de México en materia de uso sustentable del agua, pequeñas empresas, nanotecnología, negocios y humanidades, entre otros temas.

Además de firmar con el presidente Enrique Peña Nieto algunos acuerdos, se prevé la emisión de una declaración conjunta, en la que ambos países reafirmen sus coincidencias en temas globales como cambio climático, desarrollo sustentable y derechos humanos, entre otros.

Entre las actividades importantes del mandatario irlandés, destaca su participación, el martes, en la Cumbre de Negocios de Guadalajara, Jalisco, foro donde por primera vez participará un jefe de Estado.

Entre los objetivos comerciales, destaca también aumentar las inversiones de grandes empresas mexicanas en Irlanda, país que representa la entrada a un mercado con tres años de crecimiento económico si bien modesto, pero constante pese a la situación europea.