Presentan propuesta contra discriminación

Movimiento Ciudadano lanzó una iniciativa en la que se considera discriminación impedir el acceso a la educación o prohibir la libre elección de empleo por razones de sexo o condición social.
La diputada Concepción Landa García Téllez, diputada de Movimiento Ciudadano, promovió una propuesta de ley con 93 artículos.
La diputada Concepción Landa García Téllez, diputada de Movimiento Ciudadano, promovió una propuesta de ley con 93 artículos. (Especial)

Monterrey

La bancada de Movimiento Ciudadano (MC) presentó este martes una iniciativa para prevenir y eliminar la discriminación.

Al exponer que Nuevo León no cuenta con una legislación para erradicar la discriminación, Concepción Landa García Téllez, diputada de MC, promovió una propuesta de ley con 93 artículos.

La legisladora manifestó que no es posible ni tolerable que en la sociedad se registren casos de violencia, inseguridad, rechazo u odio por discriminación.

"Es indudable que las y los ciudadanos de Nuevo León requieren de un reconocimiento expreso y total a los derechos de esos grupos vulnerables, para que dentro del marco legal se genere un ambiente de beneficio mutuo que permitirá el desarrollo integral de la sociedad en conjunto, con un sentido de pertenencia, respeto, tolerancia y empatía", mencionó.

Dentro de la iniciativa, se plantea considerar como discriminación impedir el acceso o la permanencia a la educación, prohibir la libre elección de empleo o restringir las oportunidades de acceso o permanencia en el mismo por razones de sexo, condición social, estado civil, condición política, preferencia sexual o filiación política.

Negar o limitar información sobre derechos sexuales y reproductivos, condicionar servicios de atención médica, explotar o dar un trato abusivo o degradante, restringir el uso de lengua, incitar al odio, violencia, rechazo, burla, injuria o persecución, son también parte de las causas consideradas como discriminatorias dentro de la iniciativa.

En la propuesta se expone además que los poderes públicos estatales y municipales, así como las instituciones, serían las obligadas a realizar las medidas necesarias para garantizar a toda persona la igualdad real de oportunidades y el derecho a la no discriminación.

"De la prevención y eliminación de toda práctica discriminatoria, depende en gran medida la posibilidad de construir una sociedad más democrática. Si este problema de igualdad no se aborda y prioriza en debida forma, seguiríamos postergando una política de Estado capaz de consolidar una sociedad más equitativa.

"Debemos tener más que claro que la existencia de inequidades sociales no tiene sustento ni justificación alguna. Toda forma de discriminación requiere de una voluntad activa, de un ente que infringe el maltrato o desdén", expuso la legisladora Concepción Landa García Téllez.

Por su parte, la diputada del PRI, Ludivina Rodríguez, presentó una propuesta para que la Comisión de Equidad de Género cambie su nombre a Igualdad de Género.