Presentan iniciativa contra discriminación laboral a mujeres embarazadas

La bancada panista propuso reformar el artículo 206 para duplicar las penas a empleadores que atenten contra los derechos de las mujeres en esta condición. 
Embarazadas. Archivo
(Especial)

Ciudad de México

La bancada panista en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal presentó una iniciativa para castigar hasta con seis años de prisión  a empleadores que cometan actos discriminatorios a mujeres embarazadas.

El diputado local Orlando Anaya señaló que las mujeres siguen siendo víctimas de discriminación laboral por su condición de embarazo o maternidad, y la problemática va en aumento, por ello propuso una iniciativa de reforma al Artículo 206 del Código Penal del DF para duplicar las penas a empleadores que atenten contra la integridad física o emocional, el derecho y la libertad de las  mujeres en esta condición.

“Se impondrán de cuatro a seis años de prisión o de 100 a 200 días de trabajo a favor de la comunidad y multa de 200 a 400 días de salario mínimo a quien presente, realice o tenga conductas discriminatorias, entiéndase por esto la negación, exclusión, distinción, menoscabo, impedimento o restricción de los derechos humanos de cualquier mujer en condición de embarazo”, aseveró.

Destacó que si bien existen leyes que amparan a las empleadas, las mujeres embarazadas constituyen un grupo laboral altamente vulnerable que queda expuesto a la privación del trabajo, la disminución de su sueldo o la imposibilidad de encontrar una oportunidad laboral.

“Es una realidad que en México los derechos de las mujeres son violentados, tal es el caso de despido por embarazo, o bien la solicitudes que se hacen cuando una mujer acude a pedir empleo como una prueba de sangre, o sin que ellas tengan conocimiento pleno se les practica una prueba de VIH o una prueba de maternidad, lo cual es ilegal y atenta contra sus derechos y se convierte en una causa para no darles el empleo”, señaló Anaya

La protección legal abarca los periodos de gestación o embarazo, parto, puerperio y lactancia. Por lo tanto, los patrones no pueden rechazar a una solicitante de un trabajo por estar embarazada, no promoverla o despedirla por este motivo.

Según las estadísticas del Consejo Nacional para prevenir y Erradicar la Discriminación (Conapred), de 2001 a 2006 las denuncias por despidos por embarazo incrementaron un 106%; la Subprocuraduría de Atención a Mujeres resalta que el despido por embarazo es la principal causa de discriminación reportada. También se indica que el embarazo es la segunda causa de despido laboral en nuestro país.