Preocupan a diputados hechos violentos en Nuevo León

Legisladores señalan que el asesinato del mando de Tamaulipas, de ministeriales y el atentado contra el líder sindical, podrían tratarse de una nueva ola de violencia; PRI dice son casos aislados.
El automóvil no tiene reporte de robo.
El general Ricardo César Niño Villarreal fue asesinado junto con su esposa en Vallecillo, NL. (Foto: Especial)

Monterrey

Con excepción de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien insiste en que se trata de hechos aislados; diputados locales mostraron este martes preocupación por el asesinato en Nuevo León del mando de Tamaulipas, Ricardo César Niño Villarreal, y señalaron que podría tratarse de una nueva ola de violencia en la entidad.

Coordinadores y diputados de diversas fracciones prendieron los focos de alarma por los últimos hechos violentos que se han presentado en la entidad, en donde el último corresponde al asesinato del mando de seguridad de la frontera de Tamaulipas y su esposa.

Para el líder de la bancada local del Partido Acción Nacional, segunda fuerza política del estado, Alfredo Rodríguez Dávila, la situación puede ser debido a la huida de criminales del estado de Tamaulipas por el incremento de las acciones contra el narcotráfico, por lo que pidió redoblar los esfuerzos en la entidad para evitar una nueva ola de violencia.

"Creemos que es una señal de alerta en el estado de Nuevo León, una más, la que en fechas recientes hemos tenido una seguidilla de un día sí y un día no en ejecuciones, y hemos tenido que las denuncias por secuestro a nivel país se han incrementado un 100 por ciento, y también entendemos que en el estado vecino se ha incrementado el combate al crimen organizado...

"Esto atrae el efecto cucaracha que se conoce en el tema de seguridad y en donde algunos buscan refugiarse en el estado de Nuevo León y hay que redoblar esfuerzos por parte de Fuerza Civil y del grupo del Ejército para evitar que se nos contamine otra vez", señaló.

En esto coincidió el diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Eduardo Arguijo, quien señaló que los hechos violentos de los últimos días denotan un relajamiento en las estrategias de seguridad del Estado.

"El asesinato del mando policíaco deja entrever que estamos relajando la disciplina y la seguridad en el estado, eso se lo hemos dicho muchas veces al gobernador, cosa que no le gusta, a él le gusta oír cosas bonitas, que todo está bien: ¡No!, ahí estamos viendo los últimos muertos en la entidad y eso nos manda una alerta de que debemos reforzar las medidas que hemos implementado", dijo.

Por su parte, el líder de la bancada del Partido del Trabajo, Guadalupe Rodríguez Martínez, hizo un llamado a las autoridades para que garanticen la seguridad de los ciudadanos de la entidad.

"Creo que se prenden las alertas amarillas, todos deseamos que no sea un nuevo repunte de la violencia del crimen organizado, pero bueno no vemos que haya acciones contundentes que nos permitan afirmar que un ambiente de este tipo no va a continuar...

"En este sentido hacemos el llamado a las autoridades para que en primer lugar otorguen seguridad a los ciudadanos, en segundo caso otorguen seguridad a las actividades laborales, a la actividad económica y a todo tipo de actividades sociales, ya habíamos recuperado la calma y queremos seguir viviendo en ese ambiente, en esa condición".

Por el contrario, el presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad del Congreso del Estado, el diputado del PRI, partido en el Gobierno Estatal, Francisco Cienfuegos Martínez, señaló que tanto el asesinato del general como el atentado contra el líder sindical, la muerte de ministeriales en la zona rural y otros, son todos estos hechos aislados.

"En todos los casos lo es (un hecho aislado), no tenemos nosotros que nos hayan reportado la autoridad, que no impere el estado de derecho, aquí lo jefes de plaza son los comandantes de Fuerza Civil en cada una de las zonas.

"El estado debe estar siempre alerta y en coordinación con el estado vecino, sin duda alguna es un tema que viene a darse en Nuevo León, pero que no es un tema propiciado por el estado de Nuevo León, a lo mejor también decayó un poco en la confianza la persona, pero hay que estar atentos y continuar como vamos".

Cienfuegos Martínez, aseguró que la situación es que los municipios no están colaborando en la coordinación en materia de seguridad, y no es sólo responsabilidad de Fuerza Civil.