Piden posponer obras de Monterrey VI

El senador Raúl Gracia presentó un punto de acuerdo donde pide detener el proyecto en tanto el estado defina el costo final del mismo y la utilidad que dará al agua que traiga del río Pánuco a NL.
El senador panista, Raúl Gracia Guzmán
El senador panista, Raúl Gracia Guzmán (Especial )

Ciudad de México

Primero fue desde la Cámara de Diputados y ahora desde el Senado de la República, donde el PAN, a través del legislador Raúl Gracia Guzmán, solicitó la suspensión del Proyecto Monterrey VI hasta que el Gobierno de Nuevo León aclare de dónde saldrá el financiamiento.

Fue hace una semana cuando el diputado local del Partido Acción Nacional, Martín López Cisneros, solicitó desde el Pleno de San Lázaro un punto de acuerdo para que la Cámara de Diputados exhortara al Gobierno Estatal que suspendiera temporalmente el proyecto Monterrey VI, al no existir una claridad sobre el costo total de la obra y su financiamiento.

Ahora, desde la sesión ordinaria de este miércoles en el Senado de la República, el también panista Raúl Gracia hizo un llamado similar al solicitar que la obra que está en vías de ser licitada, sea detenida hasta que el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz dé a conocer de dónde saldrán los 17 mil millones de pesos que costará el proyecto, el cual busca traer agua del río Pánuco a Nuevo León para el consumo humano e industrial.

Asimismo el exhorto hace mención de la confusión de la información que se ha dado a conocer en los últimos días en donde se ha aceptado, y posteriormente negado, que el agua proveniente de este proyecto será utilizada en el método de fractura hidráulica o 'fracking' para la extracción de gas shale en la zona de Cuenca de Burgos, de la que Nuevo León forma parte.

"Se exhorta respetuosamente al Ciudadano Rodrigo Medina de la Cruz a suspender de manera provisional el proyecto hidráulico 'Monterrey VI' hasta que el gobierno no tenga una postura clara y concisa sobre los costos que implicarán al estado y sobre todo el fin que tendrá esta construcción, si será para el suministro de agua para los neoloneses o para la extracción de gas shale".

Además solicitó al Congreso de la Unión que antes de que sean aprobadas las leyes secundarias de la Reforma Energética, se estudien los métodos de extracción de hidrocarburos, como el 'fracking' y sus consecuencias.

"Se exhorta respetuosamente al H. Congreso de la Unión, a que antes de legislar las leyes secundarias en materia energética, se haga previamente una investigación exhaustiva acerca de los métodos que se utilizarán para la extracción del gas shale y sus consecuencias ambientales, principalmente en materia sísmica en la zona".

Esto debido también a las situaciones de incremento, en cantidad e intensidad, de sismos en el estado de Nuevo León.

Fue el pasado 10 de octubre del año 2012, cuando en su tercer informe de Gobierno, el mandatario estatal Rodrigo Medina, anunció la creación del proyecto hidráulico denominado "Monterrey VI" con el objetivo de garantizar el suministro de agua potable para los próximos 50 años, al trasvasar el vital líquido de la Cuenca del Río Pánuco a la Presa Cerro Prieto en el estado.