Posponen dictaminación hasta el domingo por error

La bancada panista trabó las negociaciones al presentar al PRI su documento de "puntos irreductibles", en el que exige llevar a la Constitución el término de "licencias acotadas".
El senador panista Ernesto Ruffo.
El senador panista Ernesto Ruffo. (Jesús Quintanar)

México

Por un "error de procedimiento", las comisiones mandaron hasta el domingo la dictaminación de la reforma energética, una vez que el PRD demandó aplicar el reglamento que obliga a convocar a comisiones con 24 horas de anticipación. En tanto, la bancada panista trabó las negociaciones al presentar al PRI su documento de "puntos irreductibles", en el que exige llevar a la Constitución el término de "licencias acotadas" para dar certeza a los inversionistas.

Aunque los panistas exigían al PRI que el término de concesiones se llevara al 27 constitucional, el panista Ernesto Ruffo dijo que tras la protesta social presenciada ayer, cuando los manifestantes derribaron vallas del muro de acero que protege la Cámara, Acción Nacional cedió para que en vez de concesiones el término sea licencias, acotadas en la legislación secundaria, y así aminorar las reacciones adversas.

En tanto, el PRD interpuso ayer ante la suprema Corte un amparo contra el proceso de dictaminación de la reforma energética, luego de que el Senado recibió un millón 700 mil firmas para avalar su demanda de consulta.

En su escrito, los perredistas pidieron ayer al Poder Judicial detener el proceso legislativo, mientras no se realice la consulta popular sobre las modificaciones a los artículos 27 y 28 constitucionales. Sustentaron que "los derechos de participación política tienen supremacía en la Constitución y están protegidos por los instrumentos de control de constitucionalidad".

A solo diez días de concluir el periodo ordinario, errores provocados por la Comisión de Energía, que preside el priista David Penchyna, retrasaron un día más el comienzo de la discusión, la cual arrancará hoy a las 10 de la mañana cuando fue reprogramada la reunión de comisiones unidas.

Ayer, los perredistas Rabindrantah Salazar y Adán Augusto López, integrantes de la Comisión de Energía, informaron que la sesión convocada para ayer era irrealizable, porque el secretario técnico mandó la convocatoria fuera del tiempo previsto por el reglamento.

"El reglamento establece con claridad en el artículo 186 que se debe citar, tratándose de comisiones unidas, cuando por lo menos con 24 horas de anticipación".

Notificó que el oficio fue recibido ayer dos horas antes de la hora citada y ni siquiera lo firmó el presidente de la Comisión. Además, el otro presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Enrique Burgos, ni siquiera estaba enterado de la situación.

La versión fue confirmada por el propio Penchyna, quien visiblemente contrariado, mencionó que hoy las comisiones se reunirán para trabajar en el predictamen, y el domingo "iniciaríamos un trabajo de análisis y discusión y dependiendo del avance de las comisiones unidas, que son las que tienen la obligación de dictaminar, podremos saber el día que entra a primera y segunda lectura".

"Si se quiere tomar como un error, pues sí, hubo un cambio y hay un error en ese sentido", apuntó el hidalguense, al abundar que hoy las mesas directivas de las comisiones dictaminadoras expedirán las convocatorias para presentar un anteproyecto de dictamen de lo que contendrá la reforma energética.

A su vez, el PAN sostuvo diversas reuniones internas, luego de presentar al PRI un documento con nueve puntos irreductibles, que se fueron modificando en la negociación con los priistas hasta bajarlos a cinco.

Ruffo advirtió que, no obstante, éstos son esenciales y torales, de modo que en uno solo que no haya acuerdo "no votaremos ese dictamen".

"Ya no vamos a las concesiones, ya vimos que ese término genera reacciones adversas en la sociedad por razones históricas, ya que fue el presidente Porfirio Díaz quien otorgó a compañías extranjeras concesiones en materia de petróleo y luego se revocaron en 1938".

Ponderó que ahora el PAN va por licencias acotadas, que den certeza a los inversionistas, porque ese término genera una mala percepción ciudadana de que se quiere ceder en la soberanía, "y ello se debe a una mala percepción y a falta de comprensión. Genera reacciones políticas y encuentros virulentos como el que está afuera del Senado".

Legisladores consultados dijeron que la intención es que mediante el término de licencias se posibilite al sector privado participar mediante éstas en producción y refinación del petróleo.

También los panistas cuestionaron ayer al equipo negociador la prisa con que se quiere dictaminar, al destacar que el mismo Diego Fernández de Cevallos advirtió que es riesgoso votar una reforma constitucional de la que se desconoce su ley secundaria.

Al cierre de esta edición, los panistas sostenían una reunión plenaria para notificar en qué puntos había cedido el PRI y qué acuerdos lograban con el PRD, pero de según panistas consultados no hubo tal y se perfila que este viernes tampoco haya dictamen.

Puntos torales

-Se pretende que las áreas de exploración y producción de petróleo y gas natural se rijan por el sistema de licencias.

-El PAN quiere que la refinación y petroquímica, así como transporte, almacenamiento, distribución y comercialización de petrolíferos y petroquímicos no queden como áreas estratégicas en la Constitución.

-En el sector eléctrico se propone que al igual que Pemex y CFE puedan capitalizarse y endeudarse en el mercado, siendo empresas públicas productivas; se pide que la Comisión Nacional de Hidrocarburos sea la que opere el régimen de contratos y licencias.

-También se ha puesto sobre la mesa de negociación aspectos fiscales y de sustentabilidad para colocar en el marcado accionario instrumentos de capitalización disponibles a ciudadanos o Afores.