Políticos de GP se revelan como fieles creyentes

La pública profesión de culto cobró forma hace unas décadas para los gobernantes, formados en el principio de separación de Estado e Iglesia, en la actualidad se dicen abiertamente religiosos.
En la actualidad, los políticos se manifiestan libremente como devotos creyentes.
En la actualidad, los políticos se manifiestan libremente como devotos creyentes. (Milenio Digital)

Gómez Palacio, Durango

Muy distante están aquellos tiempos cuando el Artículo 130 Constitucional, que marcaba tajante la separación iglesia y Estado se seguía a pie juntillas por los políticos, quienes por nada del mundo dejaban asomar la más mínima manifestación de religiosa, aún cuando hubiesen sido bautizados de niños, enseñados en la catequesis, a confesarse y a tener temor de Dios.

Y es que ahora las condiciones son diferentes y la Semana Santa no puede estar exenta de que estos políticos hoy ejerzan con plena libertad, convencimiento y convicción, sus creencias religiosas y vivan a su manera estos días de guardar, al menos así lo confiesan.

AQUÍ EN LA REGIÓN O EN SITIOS DE VISITA, PROCURA CAMPILLO NO FALLAR A OFICIOS

El alcalde de Gómez Palacio, José Miguel Campillo Carrete, se declaró un ferviente católico que vive su fe desde su interior con mucho entusiasmo y de la mano de su familia.

Lo mismo puede acudir a los oficios tradicionales cuando se queda en La Laguna, como en aquellos sitios que visita cuando sale.

Devoto del Arcángel San Miguel, Campillo Carrete dijo que proviene de una familia muy religiosa, donde hay hermanos dedicadas a la fe como sacerdotes, lo que da muestra del grado de cercanía que mantienen con la religión.

"Vengo de una familia religiosa, del lado de mi padre y sobre todo del lado de mi madre, donde hay familiares sacerdotes y monjas, por lo que está muy arraigado el tema".

Dijo gustarle ir al "Viacrusis Viviente de Santa Rosa", pero cuando sale estos días lo hace acudiendo al El Oro, Durango, donde también se desarrollan unas fiestas de Semana Santa excepcionales.

Recordó que nada menos el año pasado acudió de viaje a San Miguel de Allende, donde disfruta acudir a los oficios de los días santos.

El Presidente Municipal llamó a la ciudadanía a que estos días Santos, los aprovechen para convivir mucho con sus hijos y fortalecer los lazos familiares.

En momentos de soledad, reflexionar sobre lo que estamos haciendo y sobre cómo podemos contribuir para que la familia y la sociedad generen un mejor entorno "y podamos con ello seguir abonándole al tema de la tranquilidad y la paz".

APEGADO ALAS TRADICIONES SANTAS: SERGIO URIBE

Formado por su abuela, Sergio Uribe Rodríguez sostiene que es católico, creyente y muy apegado a las tradiciones de la Semana Santa.

Por lo que estos días no serán la excepción para compartir con su familia, lo mismo que visitar los templos, acudir al viacrusis como cada año y a degustar de la comida de la cuaresma".

Dijo que los días de Semana Santa son sagrados y en lo posible hace por estar participando en los oficios, como en otras actividades que se llevan a cabo lo mismo en Gómez Palacio que en Lerdo.

De hecho, relató que hay una ceremonia que en los últimos años ha captado la atención y devoción de su hijo Sebastian de 10 años de edad, pues lo ha "arrastrado" en sentido figurado para cumplirlas cabalmente.

"Ahí llevamos ya 5 años consecutivos que no le fallamos, pues a él le gusta mucho esa parte de la escenificación de la pasión de Cristo allá en Santa Rosa de Lima", dijo.

Sergio Uribe, quien ha sido diputado local en dos ocasiones, diputado federal en una y va por una tercera local, dijo ser un católico a toda prueba, que además va a misa, se confiesa y comulga, siendo además un devoto del Divino Niño.

De hecho, dijo que cada año le hace su tradicional rosario acompañado de danza, a quien le ofrecen una reliquia que es elaborada con la participación entusiasta de cada uno de los miembros.

"No mandamos a hacer la comida, la hacemos entre todos y en esa convivencia nos preparamos con varios días, para que a la hora de la celebración todos participemos", dijo.

Hizo ver que acude a la gran parte de los oficios que se imparten estos días, desde el Domingo de Ramos con la bendición de las palmas con lo que se escenifica la entrada de Jesús a Jerusalem, para luego acudir a la bendición del pan, en el encendido del cirio pascual, en la vida y pasión de Cristo, el sábado de gloria y el domingo de resurrección.

Sergio Uribe, periodista de origen y político por vocación, se declaró como un hombre de mucha fe, de ser creyente y un férreo devoto de sus principios religiosos que le inculcaron de niño y que le han servido a entender que la parte espiritual es fundamental en la formación del ser humano, pero sobre todo en el desarrollo de sus actos.

HUGO LEONEL, LASALLISTA DE FORMACIÓN

Para Hugo Leonel Salas Ramírez, la religiosidad es la esencia del ser humano y en su caso, se han inculcado desde chico cuando su educación estuvo formada en escuelas, colegios y universidades católicos.

Recordó que desde que era niño, le fue inculcado por sus padres el poder estar dentro de la religión católica y tuvo la fortuna, junto con sus 5 hermanos, de una educación en un colegio lasallista, como lo es el Colegio Francés de La Laguna en Gómez Palacio.

De ahí incursionó en los grupos católicos y apostólicos dentro del plantel al cursar la educación primaria y que era conocido como el Club La Salle, en la secundaria el grupo prejuvenil y en la preparatoria así como en la universidad en el grupo juvenil.

Agrego que de los años de 1988 a 1996 tuvo la oportunidad de acudir de manera ininterrumpida a la sierra de Durango y de Chihuahua a participar en las misiones de ayuda con las familias tarahumaras y tuvo en ello la oportunidad de conocer y convivir con la gente humilde, a quienes les llevó la palabra de Dios.

El ahora candidato del Partido Encuentro Social a la Presidencia de Gómez Palacio, refrendó que igual en la vida adulta sigue teniendo esa convicción católica al acudir de manera recurrente al templo expiatorio.

Mientras que tuvo la oportunidad de asistir a las adoraciones nocturnas que se daban en ese mismo centro, donde tuvo la dicha de conocer a grandes amigos sacerdotes como Miguel Romel Ortíz Flores, originario de Torreón y es actualmente sacerdote en la ciudad de Puebla con los ciervos de Dios.

Salas Ramírez, quien registra una militancia de 23 años en el Partido Acción Nacional, ha sido regidor dos ocasiones y dirigente del partido en el municipio, sostuvo que estos días de Semana Santa los vive intensamente, acudiendo a los oficios al ser una semana de tranquilidad, de oración, de reflexión e introspección y lo vivirá ahora de manera más sensible, dado que hace 3 semanas falleció su padre.

LA RELIGIOSIDAD, INSEPARABLE DE LA VIDA: GABRIEL RODRÍGUEZ VILLA

En la opinión de Gabriel Rodríguez Villa, que el hombre jamás, por más leyes que hayan existido, puede separar de su vida su religiosidad, ya que esto es parte de su esencia misma, de su formación en la fe y creencias de sus padres y su entorno.

El dirigente de la Confederación de Trabajadores de México en Gómez Palacio, dos veces regidor, una vez diputado local y candidato para una segunda ocasión en el legislativo, sostuvo que en la familia son fieles católicos, tiene una esposa entregada al tema y quién los va orientando en ese aspecto tan importante de la vida.

Por lo que busca atender con su familia aquellas actividades que tienen que ver con las las propias de esta celebración.

Incluso, dijo que entre estas actividades destaca la del jueves Santo cuando recorre los 7 templos, donde ya tienen de hecho una ruta definida como es la catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, de ahí a San Juanita, a Cristo Rey en el barrio de Trincheras, para pasar a San José, de este a la Sagrada Familia en la colonia Las Rosas, posteriormente acuden a Santa Rosa y terminan en el Sagrado Corazón de Jesús en Madero y Matamoros.

Cuestionados sobre el referente que marcaba todavía hace 20 años, el Artículo 130 Constitiucional, antes de su reforma siendo Carlos Salinas de Gortari mandatario, Rodríguez Villa, manifestó que la religiosidad es el sentir de cada quien, pero refrendó que en lo personal siempre ha privilegiado a la familia y junto con ella está la fe católica que ejercen.

"Yo no me ando escondiendo, ni me da pena decir que cada domingo acudo a misa a cumplir con los compromisos religiosos, donde aprovecho para confesarme y comulgar".

"Incluso de hecho la educación de mis hijos la tienen en instituciones católicas, lo que habla del arraigo que tenemos por la fe", dijo.

Además de ello, dijo que en estos días acude con fervor al Viacrusis viviente de mayor tradición en la Laguna, el que se lleva a cabo en la colonia Santa Rosa de Lima.

LETY HERRERA, FORMADA EN LA FE POR SUS PADRES

Leticia Herrera recuerda que es una mujer que creció en el seno de una familia creyente y que por tanto su formación religiosa parte del ejemplo de sus padres, a quienes acompaño a la iglesia, donde conoció de la palabra de Dios y tomando conciencia de que sus enseñanzas les hacen mejores personas.

En ese sentido, la ex alcaldesa, ex diputada local, diputada federal y actualmente senadora con licencia, explica que fue a través de estas enseñanzas como se fue contribuyendo a la convivencia en familia y, en lo particular, en el desarrollo personal con valores importantes como el amor, la esperanza y la caridad.

"Por eso digo que mi formación en el terreno de la fe se basa en mis padres, porque de ellos aprendí a dar gracias a Dios por lo que tengo".

Por ello, explicó con la certeza de que las bendiciones que recibimos no son obra de la casualidad sino voluntad divina, pero también reflejo y consecuencia de nuestro comportamiento como personas.

Cuestionada de cómo vive la Semana Mayor, recordó que por convicción de fe, pero también por una tradición vigente desde que tiene memoria, se unen como familia a compartir los alimentos, que es la tradicional comida de cuaresma.

"En estos días, en los que la Iglesia nos llama a reflexionar sobre nuestra fe y acciones, me tomo el tiempo necesario para hacerlo, para pedirle a Dios fuerza para seguir adelante pero sobre todo para hacer siempre lo correcto, para honrar el nombre y enseñanzas de mis padres".

"Sí creo en el Poder de la Fe, pues habría que preguntarse qué sería de este mundo, del ser humano en lo individual, sin fe, sin ese impulso en el corazón para creer en que las cosas pueden mejorar, que podemos cambiar, que podemos ser mejores, que algún día habremos de enfrentar a nuestro creador y que le podremos rendir buenas cuenta de los dones que nos brindó", finalizó.