Vicente Fox rechaza opinar sobre Lilián

Según fuentes el Delegado asegura que no estaba enterado de que el dinero con el que operaba su ex pareja pertenecía  crimen organizado.
Vicente Fox no quiso dar declaraciones sobre su ex pareja.
Vicente Fox no quiso dar declaraciones sobre su ex pareja. (Cortesía)

León, GTO.

El ex presidente de México, Vicente Fox Quesada, evitó declarar sobre el escándalo de lavado de dinero en el que se vio involucrada su ex esposa, Lilián de la Concha, en Estados Unidos luego de que la pareja de ésta, fuera hallado culpable de colaborar con el Cártel del Milenio.

Fox Quesada sólo se limitó a responder “no”, y se alejó de las cámaras de Milenio.

Esto fue al término de la ceremonia de Toma de Protesta de los alumnos “Presidentes” de la República Escolar.

Lilián de la Concha también se vio involucrada al considerarla co-conspiradora de Delgado, en estos actos de lavado.

Fue hace unos días que se dio a conocer este caso y ya las autoridades estadounidenses declararon culpable de lavar más de 600 millones de dólares a Marco Antonio Delgado, de profesión abogado.

Según determinaron las autoridades, Marco Antonio habría lavado dinero para este grupo delictivo entre los años 2007 y 2008.

Marco Antonio Delgado podría durar hasta 20 años en prisión, luego de que reciba sentencia, situación que se decretará el próximo 24 de enero del 2014.

De la Concha tenía una relación amorosa con Delgado.

Incluso, algunos testigos que se presentaron a dar su testimonio ante el juez que declaró culpable a Marco Antonio, indicaron que cabría la posibilidad de que Lilián también estuviese involucrada en estos actos ilícitos.

Marco Antonio Delgado fue detenido en la ciudad de El Paso, Texas, por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), el pasado 2 de noviembre de 2012.

La ex pareja de Lilián de la Concha se declaró inocente en ese momento de todos los cargos que se le imputaban.

No obstante, la Fiscalía presentó una serie de pruebas en su contra, entre las que se incluían unas grabaciones que incriminaban a Delgado, mientras que el acusado, alegaba que los agentes encargados de la investigación mentían.  

Según una de las versiones de Delgado, nunca supo que el dinero con el que operaba pertenecía al crimen organizado.