Renuncian 3 directores del Poli; 16 están por definirse

El director del instituto, Enrique Fernández Fassnacht, dijo que este mes se definirá la situación de 16 directivos, de quienes los alumnos exigen la renuncia.
El director general del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht, espera de los estudiantes el cumplimiento de los acuerdos firmados el pasado 5 de diciembre.
El director general del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

El director del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht, informó que desde el regreso a clases, han renunciado tres directivos y que está por definirse la situación de 16 más.

En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, explicó que en las mesas de negociación con los estudiantes, durante la huelga, él se comprometió a resolver estos 16 casos, de las 29 destituciones que exigen los alumnos.

"Estos casos se refieren a directores que ya habrían concluido sus periodos o son directores interinos.

"Hay directores que no cumplían el requisito de ser egresados del Politécnico, ésta es una cuestión reglamentaria, son un par de casos nada más, son dos renuncias más, y 16 directores que estarían en esta situación", dijo.

Ayer, renunció Pino Durán Escamilla, director de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) Unidad Zacatenco, y semanas antes presentaron su renuncia Alberto Paz Gutiérrez, director de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) de Culhuacán, y Crisóforo Ordoñes, de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH).

"En otros casos se tiene que integrar el debido proceso, seguir el debido proceso, la carga de la prueba está en quien acusa, yo en lo que me comprometo es integrar esos procesos y proceder como corresponda en cada caso", señaló.

Fernández Fassnacht explicó que entre los acuerdos con los estudiantes, está que se realicen auditorías y que si existen responsabilidades qué fincar, se harían conforme a la ley.

Admitió que, aunque las clases se realizan con normalidad, en varias escuelas los alumnos condicionan la renuncia de funcionarios para abrir los edificios de gobierno.