Distinto, adiestrar que certificar a oficiales: SSPE

Aval para agentes de la Policía de Monterrey debe pasar por Seguridad Estatal, dice Alfredo Flores Gómez; además advierte que la alcaldesa podría enfrentar consecuencias legales por esta acción.
Alfredo Flores Gómez, secretario de Seguridad en el Estado.
Alfredo Flores Gómez, secretario de Seguridad en el Estado. (Foto: Jorge López)

Monterrey

El secretario de Seguridad en el Estado, Alfredo Flores Gómez, señaló que la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, podría enfrentar consecuencias legales por estar fuera de los lineamientos que marca la Constitución y leyes orgánicas para la actuación de los policías, pues el adiestramiento de la Marina no es precisamente una certificación.

Agregó que para ejercer su trabajo, los elementos deben tener la Licencia Oficial Colectiva, que es el permiso para portar armas expedida sólo por la Sedena, además de tener su Cédula Única de Identificación Policial (CUIP) con la que el Estado lo da de alta en el Sistema Nacional de Seguridad Pública, después de su capacitación y cumplimiento de exámenes.

A su vez, la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León es la encargada de revisar que los municipios cumplan con ello para tener un control de quienes, cómo y con qué armas están trabajando y dar parte de ello a la federación.

"Para certificarlos tiene que ser por mi conducto", aclaró el general.

La titular del Ayuntamiento es la responsable de cumplir con dichos requisitos y asumir la responsabilidad hablando de la Licencia Oficial Colectiva, añadió Flores Gómez.

"El artículo 127 dice que el que infrinja las disposiciones de la Licencia Oficial Colectiva puede ser sancionado tanto judicialmente o llevar a la pérdida de la licencia, mi obligación es cuidar esa licencia porque si no en todo el estado no va haber ningún policía armado y si no tengo policías armados entonces no me sirven de nada", dijo.

Luego de que la alcaldesa aseguró que los 500 nuevos policías municipales tienen el aval de la Marina, el secretario de Seguridad recalcó que hay ordenamientos que estipulan quién certifica a los policías, que en este caso debe ser el Estado.

"Lo que ha habido es una mala interpretación, una cuestión es adiestrar y otra es certificar, si los policías de Monterrey en este caso fueron adiestrados por la Marina que bueno, sabemos de la capacidad operativa que tiene la Marina, eso nos hace pensar que son gente que está preparada, pero si no está dentro de la Licencia Oficial Colectiva 109, que es la que le corresponde al Estado, si no tiene una Cédula Única de Identificación Policial, si no tiene permiso por la Séptima Zona Militar, tiene que tener una certificación que nos diga que está capacitado para manejar arma larga, si no se tiene el permiso de la Sedena para portar un arma larga, no podemos hablar de certificación".

Señaló que la orden del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz es que se revise que todos los municipios cumplan con los requisitos, y reveló que Escobedo, Apodaca y Guadalupe van avanzados en ese sentido.

"Trae muchas complicaciones, el responsable de que funcione la Ley Orgánica soy yo, entonces la preocupación es que todo mundo esté dentro de esa licencia con el arma asignada para que nos evitemos complicaciones", mencionó.

Por su parte, el procurador de Justicia, Adrián de la Garza indicó que podría presentarse el caso en que un defensor argumente irregularidades en un proceso penal por la actuación de un policía no certificado.