Plantean a Mancera aumentar subsidios a transporte público

El organismo señala que “en otras partes del mundo el apoyo se ve como derecho social”.

México

La Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM) exigió al jefe del Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, impulsar verdaderas políticas públicas, como aumentar el subsidio al transporte público y beneficiar a 20 millones que lo usan diariamente.

En entrevista con MILENIO, Jesús Padilla, dirigente de la organización, aseveró que en otras partes del mundo existe un verdadero apoyo al verse como un derecho social, lo que permite una tarifa accesible y un servicio de calidad.

Señaló que en lugar de generar programas como el Hoy no Circula sabatino, que solo beneficia a unos pocos, se debe detonar el transporte público en la ciudad.

Padilla aseveró que con un subsidio de 200 mil pesos para la renovación vehicular y otro para el servicio de 30 por ciento del valor real para los corredores viales y el Metrobús se elevará la calidad.

“Es necesario que el jefe de Gobierno visualice esto: el transporte es para la ciudad lo que las venas para el sistema circulatorio. Ponle colesterol, tráfico y no avanza nada”, dijo.

Mencionó que al tomar como derecho social el transporte e invertir en su desarrollo, ese gasto se traslada a otras dependencias, como salud y seguridad.

“Se tiene que elevar la movilidad a derecho social. Hoy los gobiernos del mundo canalizan dinero para vivienda y empleo, por ejemplo. Y la movilidad ya se definió como un derecho. El transporte de calidad no existe si no va asociado a la tarifa o al subsidio, todo lo demás
es demagogia.

“El subsidio es necesario; en Europa es de 50 por ciento,  en Brasil 35, en Argentina 40, en Uruguay 60 por ciento y en Chile de 12 mil millones de pesos.

“Hay una lógica de subsidiar el servicio para elevar el nivel de calidad que pueda dignificar y apreciar al usuario y operador”, refirió.

En ese sentido, Rodrigo Díaz, en su espacio de internet, Pedestre, aseveró que “el transporte público de calidad necesita subsidios a la operación, de eso no hay duda; la quimera del autofinanciamiento ya harto nos costó: en vidas, en contaminación, en congestión, en un deterioro generalizado de la experiencia de vivir en la ciudad”.

Añadió: “A cuánto debe ascender y cuál es el estándar a aspirar en materia de discusión. Para iniciarla sería bueno que economistas, ingenieros y autoridades del transporte se pusieran alguna vez en los pies —o mejor dicho, en las nalgas— de los usuarios. Seguramente su visión del problema cambiaría radicalmente. Para bien”.

El titular de la AMTM aseveró que es necesario que el GDF genere incentivos para la renovación de unidades de transporte como microbuses, toda vez que tienen un impacto positivo para el medio ambiente y la sociedad.