Plantea Peña homologar títulos universitarios en Iberoamérica

Llama a transformar la cumbre en un mecanismo moderno y de vinculación mundial.
Enrique Peña Nieto con sus similares de Costa Rica, Laura Chinchilla, y Colombia, Juan Manuel Santos.
Enrique Peña Nieto con sus similares de Costa Rica, Laura Chinchilla, y Colombia, Juan Manuel Santos. (Arnulfo Franco/AP)

Panamá

El presidente Enrique Peña Nieto llamó a que la educación y la innovación integren a los países iberoamericanos en una relación más cercana.

Para ello propuso un sistema en el que se pueda compartir el reconocimiento de títulos y grados universitarios entre las naciones de la región, para contribuir a un mejor desarrollo económico, humano y con creación de empleos.

Al asumir la Secretaría Pro Témpore de la Cumbre Iberoamericana, que se realizará en Veracruz el siguiente año, el mandatario pidió que este sistema, junto con la innovación, sea el eje que propicie el cambio y la modernización.

“Como todos los sabemos, la educación es clave para la formación de capital humano y, sobre todo, para tener una sociedad debidamente formada y preparada, para enfrentar los desafíos del mundo global y del que nos habrá de tocar vivir en el futuro.

“Por eso les invito a trabajar en la construcción de un espacio iberoamericano de educación superior que facilite la circulación académica mediante el reconocimiento integral de títulos, grados, y créditos universitarios”, expresó durante la clausura de la cumbre en Panamá.

El Presidente insistió en la necesidad de que el sector educativo sea el que reciba mayor impulso para que propicie mejores condiciones para los habitantes de los países. También apeló a la cercanía entre los países para lograr mayores beneficios en bloque.

“Sin duda los lazos históricos, culturales y de amistad que nos unen son indisolubles; es quizá el punto central de identificación al interior de esta cumbre, aspiraciones de paz y libertad, de justicia y desarrollo, de legalidad y democracia, y creemos en el poder transformador de la solidaridad, de la cooperación y de la integración regional”, dijo.

El nuevo secretario de la cumbre admitió que ésta debe tener una transformación para que el mecanismo sea, de manera real, un foro de convergencia y acuerdos mucho más concretos en el ámbito internacional.

“(Esta cumbre) debe transformar para posicionarse como un mecanismo moderno, de integración regional y de vinculación global. Sin duda son tiempos de cambio, de nuevos equilibrios en la geopolítica internacional. Una de las regiones con mayor potencial de ascenso es, justamente, la región iberoamericana; en medio de un complejo entorno financiero global, sus economías se distinguen por su estabilidad y posibilidad de crecimiento.”

Destacó la estabilidad de las economías y su capacidad de hacer frente a las variaciones económicas que hasta ahora se dan en el entorno internacional. Los líderes de Honduras y Costa Rica reconocieron su propuesta y consideraron que a través de las mejoras en este campo se podrá tener una mayor calidad de vida para sus ciudadanos.

De acuerdo con lo consensuado por los líderes de los países, la Cumbre Iberoamericana se realizará cada dos años después de 2014, para lograr un mecanismo con objetivos más claros y en alternancia con otros foros similares donde participan estas naciones.

“Muy abierto” a debate sobre drogas

El presidente Enrique Peña Nieto afirmó en una entrevista con EFE que, aunque su posición es contraria a la legalización, su gobierno está “muy abierto” a un debate a escala global sobre el consumo y tráfico de drogas.

Se declaró también decidido a no claudicar en la lucha contra la violencia en México y a sellar pactos políticos con la oposición que faciliten la gobernabilidad y el crecimiento.

Asimismo, en el contexto de la celebración de la Cumbre Iberoamericana, abogó por imprimir un nuevo sello y un espacio renovado a este foro. “Creo que representa una gran oportunidad de poder imprimirle un nuevo sello y revitalizar el alcance de esta Cumbre Iberoamericana, que precisamente se fundó y materializó en 1991 en México. Es una oportunidad de ver qué nuevas fórmulas y maneras tenemos de imprimir una mayor eficacia a este punto de encuentro, a este grupo de países, identificados por la historia, valores e idioma”, expresó.

Agregó que la próxima cumbre, a realizarse en Veracruz, “permitirá ir trabajando a lo largo del año para recoger opiniones consultivas en favor de foros, encuentros culturales, de mayor cooperación y que realmente le impriman un espíritu renovado. (Redacción/México)