Plantea Peña Nieto no caer en triunfalismos

"Este logro institucional nos alienta a seguir trabajando con pasión y entrega", dijo el Ejecutivo.
El secretario de la Defensa.
El secretario de la Defensa. (Daniel Cruz)

Frontera, Coah.

El presidente Enrique Peña Nieto reconoció a las fuerzas armadas y a las áreas de inteligencia del gobierno federal el trabajo conjunto para aprehender a Joaquín Guzmán Loera, pero llamó a no caer en triunfalismos y a seguir trabajando para tener un México en paz.

Al encabezar la conmemoración del Día de la Bandera la inauguración de las instalaciones del 105 batallón de Infantería, el mandatario federal celebró la captura que se realizó el pasado sábado, y frente al gabinete de seguridad reunido en pleno, y a los representantes de los poderes legislativo y judicial, expresó: "La aprehensión de uno de los capos del narcotráfico más buscados a nivel internacional acredita la eficacia del Estado mexicano, pero de ninguna manera debe ser motivo para caer en triunfalismos. Al contrario. Este logro institucional nos alienta a seguir adelante, trabajando con pasión y entrega para demostrar que sí es posible lograr un México en paz".

Consideró que el operativo exitoso efectuado en Sinaloa es una muestra del compromiso que tiene el gobierno federal de emplear todas sus capacidades en el combate a la delincuencia organizada.

Sin mencionar su nombre, afirmó que la detención de El Chapo es un claro ejemplo de la coordinación entre instituciones y el uso de sistemas de inteligencia; es decir, la aplicación de tecnologías y análisis de información que son elementos clave y que caracterizan a la estrategia de seguridad y justicia del Estado mexicano.

Peña reconoció también el ejemplo de coordinación institucional e inteligencia que representó la detención de Guzmán Loera.

Mientras tanto, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, aseguró que las fuerzas armadas permanecerán en las calles el tiempo que sea necesario para la protección de niños y jóvenes, pues no hay otro camino para salvaguardar la seguridad en el país.

"Con ese mismo espíritu y en apoyo de las diversas autoridades, continuaremos teniendo presencia en el lugar donde se nos requiera, el tiempo que sea necesario, el tiempo que la sociedad nos lo demande, colocando en el centro de nuestras prioridades la protección a los niños y jóvenes, a las mujeres, a los ciudadanos, a las familias y a cada comunidad. Esa es la instrucción, así debe ser. No hay otro camino", dijo.

A diferencia de la ceremonia del año pasado, en esta ocasión fue más notoria la presencia de los integrantes del gabinete de seguridad en el acto.

Estuvieron presentes en el presídium los titulares de la Secretaría de Gobernación, de la PGR, Sedena, Marina y el director del Cisen, así como los secretarios de Trabajo y de Agricultura.

El programa de la ceremonia fue recortado y se dejaron únicamente las intervenciones del Presidente y del titular de la Sedena, a pesar de que se tenía considerado que participaran el presidente de la Suprema Corte, Juan Silva Meza, y los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado.