Recomiendan expertos de CIDH incluir a padres de los 43 en búsqueda

Los integrantes del Grupo de Expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidieron también evitar formas de victimización secundaria y coacción a los familiares de los jóvenes.
El grupo interdisciplinario de expertos independientes enviados por la CIDH dio las conclusiones de su primera visita a México.
El grupo interdisciplinario de expertos independientes enviados por la CIDH dio las conclusiones de su primera visita a México. (AFP)

Ciudad de México

Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentaron un informe de las actividades que llevaron a cabo durante la segunda visita de trabajo a México y recomendaron a las autoridades una serie de medidas para seguir con la búsqueda de los normalistas, entre las que se encuentra contar con la participación de los padres.  

Los expertos denunciaron y exohraton a evitrar la victimización secundaria de los familiares de los jóvenes desaparecidos. Dijeron que recogieron "información confidencial sobre formas de victimización secundaria y coacción a los familiares", la cual transmitieron a las autoridades.

"La seguridad y la dignidad de los familiares debe ser protegida, por lo que el Grupo exhorta a quienes han incurrido en esta revictimización a evitarla y pide que se investiguen los hechos, dado que generan confusión y un nuevo impacto psicológico en los familiares", precisaron.

En conferencia de prensa, Carlos Beristain y Francisco Cox, dos de los miembros del GIEI, hicieron énfasis en la necesidad de continuar con la búsqueda, tomando en cuenta información que proporcionaron a la Policía Federal.

"Con base en datos proporcionados por los familiares, el GIEI entregó a la Policía Federal información sobre dos lugares que deben ser inspeccionados. Los responsables del proceso de búsqueda se comprometieron a evaluarlos y dar inmediata respuesta", dijeron.

Informaron que el GIEI propuso algunos criterios de búsqueda a las autoridades, entre ellos:

- Tener un referente de confianza y poder que se mantenga en el tiempo;

- Contar con la participación de los familiares;

- Utilizar los recursos técnicos apropiados y contar con personal capacitado;

- Si es necesario, asegurar los lugares hasta tener las garantías legales para su allanamiento, y

- Brindar en todos los casos información posteriormente a los familiares de forma clara, escuchando y resolviendo sus preocupaciones y dudas.

Además explicaron que el GIEI analizó algunas de las fotografías satelitales del basurero de Cocula proporcionadas por la PGR, tras lo cual pidieron una serie más amplia y de mejor calidad de las imágenes solicitadas, utilizando los satélites accesibles a través de Cenapi y otras instituciones como la Policía Federal, y que sean proporcionadas en soporte digital para examinarlas de forma conveniente.

El GIEI informó que comenzará un análisis del mapa de fosas proporcionado por la PGR de la zona de Iguala para evaluar la relación de algunos casos en los que "se sospecha que hay intervención de agentes de la policía municipal, con el patrón de los hechos relacionados con la desaparición de los 43 normalistas".

Además el GIEI reiteró que se necesita fortalecer la búsqueda de fosas utilizando tecnología láser (LIDAR), para identificar perturbaciones en el terreno de los lugares cercanos a Pueblo Viejo, La Parota y alrededores.

"También hace énfasis en la necesidad de que se elabore un plan de trabajo amplio en el área geográfica de Iguala, en el que haya coordinación entre autoridades estatales y federales, así como participación de expertos independientes y familiares",dijeron.

Entre las actividades que el GIEI realizó en esta segunda visita y dio a conocer este lunes se encuentran: la visita al Cefereso 4 de Nayarit, donde se entrevistaron con algunos detenidos; la mediación entre autoridades y víctimas para avanzar en la investigación; la petición de que se hagan nuevas diligencias y se amplíen otras ya realizadas previamente; la solicitud de más y mejores imágenes satelitales; la reconstrucción de los hechos de la noche del 26 al 27 de septiembre en Iguala con el apoyo de los normalistas que estuvieron presentes; la petición de que se incorporen nuevos lugares de búsqueda y la solicitud al Senado de aprobar la reforma constitucional necesaria para posteriormente elaborar una ley sobre desaparición forzada, entre otros.

El trabajo del GIEI se centra en cuatro áreas: proceso de búsqueda, investigación, atención a las víctimas y políticas públicas frente a la desaparición forzada.

En la conferencia de prensa informaron que las solicitudes hechas en la visita pasada ya cuentan con el expediente digital completo; tienen previstas entrevistas con miembros del Batallón 27 próximamente, y acordaron un mecanismo de atención médica para los familiares de los 43 jóvenes y para elaborar un segundo diagnóstico para el joven sobreviviente Aldo Gutiérrez, quien se encuentra en estado grave.

El grupo de expertos insistió en la necesidad de políticas públicas frente a la desaparición forzada como una reforma constitucional "para cumplir la parte del mandato del GIEI relativo a la evaluación de las políticas públicas sobre desapariciones forzadas, el 14 de abril el Grupo solicitó al Senado agilizar la modificación de la Constitución antes de finalizar el actual periodo legislativo, a fin de que sea posible aprobar en un futuro próximo la ley sobre desaparición de personas".

El GIEI detalló que ha revisado una parte importante de las casi 80 mil fojas del expediente, ha proporcionado nuevos puntos focales y diligencias de investigación, ha realizado entrevistas a un primer grupo de acusados, ha canalizado algunas demandas de los familiares respecto a la búsqueda, atención y protección, ha facilitado espacios de acuerdo con las autoridades, ha llevado a cabo contactos y acciones para el establecimiento de un marco legal adecuado en el tema de la desaparición de personas, y espera que se concreten próximamente los compromisos adquiridos.

El GIEI regresará a México el próximo 1 de mayo.