Piden que impuesto a refrescos sea para bebederos y campañas contra obesidad

La Alianza por la Salud Alimentaria pidió a los legisladores que el presupuesto de egresos 2014 etiquete parte de los recursos a estas medidas, y refirió que esta acción no sería anticonstitucional.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

La Alianza por la Salud Alimentaria llamó a los legisladores para que una vez aprobado el impuesto sobre el refresco, el presupuesto de egresos 2014 etiquete parte de esos recursos para garantizar la instalación de bebederos en todas las escuelas y para campañas preventivas de obesidad, sobrepeso y diabetes.

Alejandro Calvillo, integrante de esa Alianza, refirió que etiquetar recursos de un impuesto no es anticonstitucional, y puede hacerse por resolución de la Suprema Corte de Justicia.

En su opinión, los legisladores deben asegurar por lo menos dos mil millones de pesos para colocar los bebederos en las escuelas de nivel básico.

"La Suprema Corte ha establecido que es constitucional etiquetar los recursos de un impuesto, aunque hay resistencia de carácter político, sobre todo de no permitir que se promueven impuestos especiales para exigir que se destinen a una finalidad específica".

Comentó que establecer el impuesto al refresco y aguas azucaradas de un peso por litro, permitiría recaudar alrededor de 12 mil millones de pesos al año.

Insistió en la necesidad de etiquetar dichos recursos, pues comentó que hay otro tipo de intereses como los de gobiernos municipales y estatales que quieren parte de los recursos que se recauden para apoyar a las zonas afectadas por las lluvias provocadas por los fenómenos meteorológicos “Manuel” e “Ingrid”.

Aunque lo consideró aceptable, también dijo que es preocupante no etiquetar recursos para bebederos y la prevención de la obesidad, el sobrepeso y la diabetes, indispensables para mejorar los hábitos y la salud de la población.