Piden información sobre funcionarios con licencia

El Congreso local requerirá al Estado y a los 51 municipios que den un informe sobre quienes han renunciado a sus cargos o cuentan con permisos para separarse de sus funciones.

Monterrey

Rendir un informe de los funcionarios que han renunciado a sus cargos y solicitado permisos para separarse de sus cargos por el proceso electoral, pidió el Congreso a la Tesorería del Estado y a los 51 municipios.

Por unanimidad, los diputados avalaron pedir esta información de los servidores públicos que han solicitado licencia o permisos para desocupar sus respectivos cargos desde el mes de noviembre del 2014 a febrero de este año y los meses subsecuentes.

Durante el inicio de sesiones del tercer año legislativo de ejercicio constitucional, la solicitud fue hecha por el diputado del PAN, José Luis Galván, y complementado por su homólogo José Juan Guajardo, del PRI.

"Exhortan al gobernador Rodrigo Medina de la Cruz gire instrucciones al secretario de Finanzas, Rodolfo Acosta Gómez, rinda un informe pormenorizado de los servidores públicos que han renunciado a su cargo y los que han solicitado permiso temporal para separarse en los meses de noviembre y diciembre de 2014, enero, febrero, y meses subsecuentes al proceso electoral del 2015.

"Además se exhorta al gobernador a que gire instrucciones al secretario de Contraloría y Transparencia Gubernamental, Gustavo Alarcón Martínez, para que vigile la correcta aplicación de los recursos materiales y humanos de la administración estatal, y de los contrario proceda en consecuencia", señala el texto.

Sin embargo, la propuesta hecha por el priista Guajardo abarcó la misma solicitud a los 51 municipios del estado, pues esta misma situación se presenta hacia quienes han solicitado permisos para trabajar con algún candidato a alcaldes.

En diversas ocasiones se ha hecho público tanto para aspirantes a la gubernatura como precandidatos a las alcaldías el presunto desvío de personal que laboraba en el aparato gubernamental y municipal de Monterrey, respectivamente.

Sin embargo, los propios aspirantes han revelado que se trata de colaboradores que se han adherido a sus respectivos equipos quienes han solicitado licencias a su cargos donde laboraban tanto para el estado como el municipio.