Piden desaparecer área de Formas Valoradas

El Congreso dejó de vender esos recibos y el personal que se encargaba del proceso cuesta 100 mil pesos mensuales, dijo la diputada Norma Cordero.

Guadalajara

La jefatura de Formas Valoradas del Congreso del Estado ya no debe existir, pues cuesta alrededor de cien mil pesos mensuales y ya no cumple una función, afirmó la diputada por el Partido Acción Nacional (PAN), Norma Angélica Cordero Prado, quien pidió ante la Comisión de Administración que se revise la posibilidad de desaparecerla.

La legisladora dijo que su planteamiento no era para que desapareciera de inmediato, pero sí para que ya se revise su situación, tal y como sucedió en su momento con los módulos que tenía el Poder Legislativo fuera de la zona metropolitana de Guadalajara.

Cordero Prado recordó que desde el 6 de diciembre del año pasado, el Congreso dejó de vender formas valoradas, después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación invalidó la atribución que le daba la Ley de Fiscalización, al resolver una controversia constitucional que interpuso el ex gobernador Emilio González Márquez.

La diputada señaló que desde esa fecha, la oficina dejó de tener trabajo.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Administración, Celia Fausto Lizaola, dijo que los empleados de esa área siguieron trabajando en la entrega de las formas valoradas que ya habían sido pagadas, y en un informe que ya entregaron a los diputados, sobre las que quedaron en bodega. De estas últimas, hoy se acordó que serán donadas a los municipios que las requieran.

Las formas valoradas son los recibos foliados que la autoridad entrega a los ciudadanos a cambio de la prestación de un servicio o de un pago de impuestos o derechos, como el boleto de una unidad deportiva, el predial o el refrendo vehicular.