Pide ONU a México controlar fuerzas de seguridad

Integrantes del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas pidieron investigar las desapariciones, así como los ataques contra activistas y periodistas.

Ginebra

México debe mejorar el control sobre sus fuerzas de seguridad para evitar que cometan graves crímenes contra civiles e investigar a fondo todas las desapariciones de personas, dijeron hoy miembros del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH).

En el marco del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos, países europeos y latinoamericanos hicieron críticas y pidieron investigar las desapariciones, principalmente de mujeres y migrantes, así como los ataques a activistas y periodistas.

Además, discutieron la frecuente violencia contra las mujeres y el escaso acceso a abortos seguros, incluso para las víctimas de violaciones.

El delegado checo, Viktor Velek, dijo que "hay reportes que indican frecuentes violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas estatales de seguridad".

"Tanto los grupos criminales como las fuerzas estatales de seguridad siguen amenazando o atacando a los defensores de los derechos humanos y a los periodistas", agregó.

El representante de Suiza, Michael Meier, dijo que pese a la disposición de México a mejorar el entrenamiento de sus autoridades, el número de funcionarios sospechosos de estar involucrados en desapariciones forzadas es "muy alarmante".

Francia alentó al país latinoamericano a hacer un registro de desaparecidos y que se aborde de manera frontal "la amplitud de este fenómeno que es preocupante".

La subsecretaria de Derechos Humanos de Gobernación, Lía Limón, reconoció en rueda de prensa el reto que significa implementar el mecanismo dado que su creación es relativamente nueva "y sin referentes".

Destacó que el gobierno ha pedido asesoría técnica a la organización Freedom House para perfeccionar este mecanismo y señaló que se cuenta con un fideicomiso de 13 millones de dólares "que ya se echó a andar para garantizar su funcionalidad".

Además, el tema del arraigo fue considerado por Bélgica y Alemania, como otro reto del Estado mexicano y le alentaron a abolir esta figura.

Por otra parte, de 188 recomendaciones que se hicieron a México, un gran porcentaje de países recomendó tomar medidas urgentes en cuanto al tema del feminicidio, desigualdad, violencia de género y discriminación de la mujer, especialmente de las indígenas.

Llamó la atención la observación de Holanda en cuanto a la legislación de algunos estados de la República en los que se protege la vida desde la concepción, lo que ha influido en la dificultad de las mujeres para poder recurrir al aborto en caso de violación o enfermedad.

Todos los Estados que participaron en el encuentro destacaron los avances del país y las reformas constitucionales encaminadas a proteger los derechos humanos.

Las recomendaciones emitidas este día serán estudiadas por el gobierno de México y en marzo de 2014 deberá informar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre cuáles de ellas están dispuestos a aceptar para trabajar con el fin de darles cumplimiento.