Pide IPN no ser evaluado

La directora general Yoloxóchitl Bustamante indicó que el instituto cuenta con sus propias normas para el ingreso, la promoción y la permanencia del personal docente.
La reunión de la Comisión de Educación.
La reunión de la Comisión de Educación. (Tomada de Twitter @jherreradelgado)

Ciudad de México

La directora general del Instituto Politécnico Nacional, Yoloxóchitl Bustamante, solicitó al Poder Legislativo excluir a la institución a su cargo de las evaluaciones docentes previstas por la reforma educativa.

Subrayó que el IPN cuenta con sus propias normas para el ingreso, la promoción y la permanencia del personal docente, y advirtió que la aplicación de la reforma constitucional y la legislación secundaria en la materia trastocaría la vida institucional politécnica.

En reunión de trabajo con diputados de la Comisión de Educación que se encargará de dictaminar las leyes reglamentarias de la reforma constitucional en materia educativa, Bustamente puntualizó:

“Estamos seriamente preocupados por la posibilidad de que estas modificaciones al artículo tercero constitucional reflejadas en la ley secundaria puedan alterar nuestra vida institucional; si esta nueva manera de establecer las relaciones laborales para el ingreso, promoción y permanencia se pretende que nos aplique, pues van a romper completamente con la estructura organizacional, reglamentaria y funcional del instituto”.

Pidió por ello a los diputados federales darle al IPN el trato de institución autónoma, como de hecho opera, y evitar que las evaluaciones docentes pensadas para la educación básica se apliquen también en el nivel medio superior.

El presidente de la Comisión de Educación, Jorge de la Vega, ofreció el respaldo de los legisladores al Politécnico y se comprometió a revisar el planteamiento.

Confirmó que dicha instancia será citada a sesionar mañana mismo para revisar las tres iniciativas de legislación reglamentaria de la reforma educativa presentadas por el Ejecutivo Federal, a fin de trazar la ruta crítica para su dictamen.

De la Vega subrayó que la Ley del Instituto de Evaluación de la Educación deberá ser dictaminada y votada por el pleno cameral antes del 26 de agosto, más no así las del Servicio Profesional Docente y las reformas a la General de Educación, en las cuales no existe todavía un consenso general.

“Debemos ser muy cuidadosos; no trabajar estas iniciativas sobre las rodillas, sino tenemos que escuchar aquello que es preocupación de los maestros: el respeto a sus derechos laborales y que la evaluación no sea punitiva, sino contemple la diversidad socioeconómica y cultural del país, así como el entorno inmediato del maestro”, puntualizó.