Pide Francia a EU cese de práctica inaceptable

Más allá de expresiones de indignación, no tenemos la intención de iniciar una “escalada”, señaló la portavoz de Hollande.
El encuentro entre Kerry y Fabius fue en Quai d’Orsay, sede de la cancillería francesa.
El encuentro entre Kerry y Fabius fue en Quai d’Orsay, sede de la cancillería francesa. (REUTERS)

París

El jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, dijo que había dejado en claro, en su reunión con su par estadunidense, John Kerry, que Francia considera “inaceptables” las prácticas de espionaje de Estados Unidos y que éstas debían cesar de inmediato.

“Le dije que nos suministre elementos de información rápidamente y que esas prácticas cesen”, contó Fabius a reporteros. “Kerry respondió que era un sistema heredado de administraciones anteriores”, indicó el francés.

Según el secretario de Estado de EU, el objetivo de Washington es tratar de encontrar un equilibrio entre la protección de la privacidad y la seguridad de los ciudadanos estadunidenses en todo el mundo.

Pero más allá de las expresiones de indignación, Francia no tiene la intención de iniciar una “escalada” con su poderoso aliado, señaló por separado el tabloide [i]Le Parisien, [/i]al citar a la portavoz del gobierno, Najat Belkacem-Vallaud.

“Lo más importante es el trabajo realizado en la zona para que Europa se dote de una directiva sobre la protección de datos personales”, consideró la vocera.

El escándalo nacido del espionaje mundial practicado por Estados Unidos resurgió la víspera con revelaciones sobre la intercepción de millones de comunicaciones de las embajadas de Francia, incluida la representación gala en las Naciones Unidas.

Por eso, el gobierno francés pidió de nueva cuenta explicaciones a las autoridades estadunidenses respecto a su amplio programa de espionaje en Francia, una práctica “inaceptable y que debe cesar entre socios”.

En la conversación sostenida en París, le “reiteré a Kerry lo que François Hollande dijo a Barack Obama: que el espionaje practicado en gran escala por los estadunidenses a sus aliados es algo inaceptable”, declaró Fabius en Londres, luego de participar en una reunión sobre Siria.

“Queremos que esas prácticas cesen y que seamos informados de todo lo que existe”, insistió Fabius, reafirmando que era “inaceptable” que “tales prácticas sean desarrolladas hasta ese punto entre amigos, aliados”. Es “la sistematización lo que presenta problema”, estimó.

“Solicitamos que entre franceses y estadunidenses se haga un análisis muy preciso de lo que se hizo y se hace aún”, lo que debe ocurrir lo más pronto posible. El encuentro en París de Kerry y Fabius, que se volvieron a ver esta tarde en Londres, estaba previsto en el contexto de una reunión sobre Siria.

Sin embargo, el encuentro cambió de tono con las revelaciones del diario francés [i]Le Monde [/i]sobre el espionaje de decenas de millones de datos telefónicos de los franceses por los servicios estadunidenses.

En otra opinión, Jean-Jacques Urvoas, presidente de la comisión de leyes de la Asamblea Nacional, y autor de un informe sobre el contexto jurídico aplicable a los servicios de inteligencia en Francia, consideró que el espionaje de los ciudadanos franceses no tiene nada de sorprendente ya que, “desde hace generaciones, los aliados, con Francia a la cabeza, se espían mutuamente”.

Urboas añadió que no hay que olvidar que “Estados Unidos no tienen aliados, sino blancos o vasallos”.

El especialista dijo que “el verdadero descubrimiento en este caso no son las escuchas en sí, sino la amplitud y la sistematicidad” de las mismas.

[b]Claves[/b]

[b]Llamada[/b]

- El diario francés [i]Le Monde[/i], citando documentos del exanalista Edward Snowden, reveló la víspera que la NSA interceptó más de 70 millones de datos telefónicos franceses entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de 2013.

- Obama y Hollande acordaron trabajar juntos para establecer los hechos y el alcance exacto de las actividades de vigilancia reveladas por [i]Le Monde[/i], indicó una declaración de la presidencia gala, reproducida por el periódico francés Liberation.