Pide Fayad investigar si funcionarios calderonistas estaban coludidos con el Chayo

El legislador Omar Fayad expuso que más que el error de dar por fallecido a un criminal, lo que preocupa es que, con ese anuncio, hayan previsto proteger al máximo líder de los Caballeros ...
Omar Fayad Meneses, presidente de la Comisión de Seguridad del Senado de la República.
Omar Fayad Meneses, presidente de la Comisión de Seguridad del Senado de la República. (Arturo González)

Pachuca

El presidente de la Comisión de Seguridad del Senado de la República, Omar Fayad Meneses, dijo que el gobierno federal deberá iniciar una investigación para conocer si algún funcionario del sexenio calderonista, de quienes proporcionaron la información sobre el abatimiento del fundador de Los Caballero Templarios, Nazario "El Chayo" Moreno, en 2010, no estaba coludido con el capo con el fin de protegerlo.

"Lo que preocupa es que no haya sido un error y que una autoridad de ese gobierno se haya coludido con Nazario para protegerlo y al decir que estaba muerto impidieran que la autoridad lo siguiera buscando. Ese es el tema de fondo y si es así quienes estuvieron involucrados en ese asunto van a estar en muy serios problemas con la justicia", indicó.

El legislador recordó que en 2010, el entonces vocero de Seguridad Nacional de la Presidencia, posteriormente secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, anunció que en un enfrentamiento suscitado el 9 de diciembre entre la Policía Federal y un grupo delincuencial que operaba en Michoacán había sido abatido Nazario Moreno González. Sin embargo, apenas ayer el gobierno federal confirmó que fue ultimado por las fuerzas armadas, precisamente en el estado donde se dijo que había muerto hace dos años.

"Desgraciadamente van a tener que seguirle el hilo a Poiré, y conocer quién le dijo a él que era El Chayo (el criminal muerto en 2010), y a ese quien le dijo hasta llegar con el responsable, para conocer cuál fue la fuente de la información, dónde quedó el cuerpo, si le hicieron protocolos de identificación de huellas dactilares, de necropsia, de identificación antropométrica.

"Resultó que no andaba muerto, y eso tiene consecuencias legales, jurídicas y, seguramente, en alguien va a tener consecuencias de carácter pernal", señaló.

En entrevista en Hidalgo, Fayad Meneses expuso que más que el error de dar por fallecido a un criminal, lo que preocupa es que, con ese anuncio, hayan previsto proteger al máximo líder de los Caballeros Templarios.