Pide Fasci desaparecer la Policía de Monterrey

El ex secretario de seguridad de Nuevo León agregó que el municipio regio al ritmo que va, no cumplirá con el estándar de seguridad necesario.
El ex secretario de la seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua.
El ex secretario de la seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua. (Leonel Rocha)

Monterrey

Desaparecer a la Policía de Monterrey sería la solución para disminuir los índices delictivos en la ciudad, y de esa forma evitar que los elementos estén actuando ilegalmente al no estar totalmente acreditados, pidió el ex secretario de seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua.

En la edición de hoy lunes, MILENIO Monterrey informó que el Estado solamente ha certificado a 273 policías de 500 que están en las filas, por lo que el ex funcionario mencionó que al ritmo que llevan de reclutamiento no se cumplirá con el estándar de seguridad.

Esto porque el municipio apenas tiene un policía para cada mil personas, cuando el estándar es de tres por mil.

"Ya no podemos seguir así, que entreguen la Policía Regia, que la desaparezcan y la entreguen, lo que ya no podemos tolerar son esos dobles discursos de que 'aquí no pasa nada', ¿cómo explicas que bajan los índices delictivos si no hay ni policías?, a lo mejor eso es, pues quiten los policías

Fasci Zuazua criticó que Margarita Arellanes no solicite ayuda al Estado o a la Federación para combatir el problema de reclutamiento y de vigilancia que existe en algunas zonas, lo que se ve en el alza a los índices delictivos como el robo a negocio.

"La seguridad no es un tema de discursos ni tema político, es de la ciudadanía. Hay 550 policías con porte de arma en la Policía Regia, trabajan en tres turnos, es decir hay 183 por turno, si quitas los asignados a seguridad personal, a instalaciones y a tareas administrativas te quedan como 100 policías para 600 mil habitantes que es lo que cubre Monterrey", mencionó.

El aspirante a ocupar la presidencia del PRI en Monterrey dijo que la ciudadanía está harta de diferencias partidistas pues lo que está en juego es la seguridad.