Pide Emilio Lozoya a trabajadores ser “competitivos”

El titular de Pemex los exhorta a “cambiar de mentalidad”. Al acto acudieron los titulares de Sener y SEP, así como gobernadores de siete entidades.
El directo de la petrolera previó grandes retos para la empresa.
El directo de la petrolera previó grandes retos para la empresa. (Ángel Hernández/Cuartoscuro)

Cosoleacaque, Veracruz

El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, convocó a los trabajadores petroleros a transformarse y ser “verdaderamente competitivos” para enfrentar los cambios que implica la reforma energética, debido a que habrá más participantes en la industria y, por ello, se abrirá la competencia en todos los mercados donde la empresa participa.

Durante su intervención en la ceremonia del 76 aniversario de la expropiación petrolera en el complejo petroquímico de Cosoleacaque, Veracruz, y frente al presidente Enrique Peña Nieto, Lozoya explicó los pasos que conllevará la transformación de la industria petrolera, como cambiar su estrategia, para convertir a Pemex en la empresa más competitiva en todos y cada uno de los mercados en los que participa.

Lo anterior, dijo, supone garantizar el crecimiento de reservas y la producción óptima de hidrocarburos para la sustentabilidad en las actividades aguas arriba.

Habló también de mejorar en las actividades de transformación industrial, alcanzar los niveles de eficiencia operativa de las empresas más competitivas y “definir con precisión los mercados objetivos en los que queremos crecer”.

Lozoya destacó el papel importante que juega el personal en Pemex, por lo que para alcanzar la meta de ser una empresa competitiva “todos y cada uno de nosotros debemos ser verdaderamente competitivos en la tarea que nos toca a cada uno”.

Por ello, a los cientos de trabajadores petroleros que asistieron al festejo —quienes echaron porras en varias ocasiones tanto al presidente Enrique Peña Nieto como al líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps—, Lozoya les pidió cambiar su mentalidad y  desarrollar una nueva cultura para que, con capacitación y la adopción de nuevas formas de hacer las cosas y resolver los problemas, hagan más competitiva a la compañía.

El funcionario federal mencionó que la reforma constitucional aprobada recientemente supone el cambio estructural más profundo en la industria energética desde 1938.

Aseveró que no se trata de un aniversario más, sino de volver a vivir un proceso histórico como el que a partir de 1938 impulsó a Pemex a convertirse en la mayor empresa del país.

Al igual que en aquel año, refirió, los cambios que se avecinan como consecuencia de la reforma plantean un reto de gran dimensión para Petróleos Mexicanos.

Lozoya resaltó que la reforma energética era ya impostergable por diversas razones, como geológicas, tecnológicas y financieras, y plantea a Pemex la necesidad de transformarse y de reinventarse a sí misma.

En su turno, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, también habló de la reforma y mencionó que con ésta habrá una industria energética eficiente y permitirá aumentar los recursos públicos.

Dijo que las entidades petroleras tienen el compromiso de respaldar al sector energético que garantice el crecimiento económico.

“Las entidades petroleras tenemos el compromiso de respaldar a un sector energético que asegure el fortalecimiento de la industria petrolera, el crecimiento económico y el desarrollo incluyente y sustentable, que garantice la seguridad energética y el patrimonio de los mexicanos”, afirmó el mandatario estatal.

Duarte añadió que Veracruz es un aliado convencido de la reforma energética, en el propósito de situar a México como un actor global relevante, competitivo y exitoso.

En el acto estuvieron también  el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el de Educación, Emilio Chuayffet, así como los gobernadores de Campeche, Fernando Ortega; Hidalgo, José Francisco Olvera; Nuevo León, Rodrigo Medina; Oaxaca, Gabino Cué; Tabasco, Arturo Núñez, y Tamaulipas, Egidio Torre.