Pide Aureoles a AMLO evitar batallas contra molinos de viento

El diputadodijo que el PRD mantiene una ruta distinta a la de López Obrador en la defensa de la reforma energética, a través de la recolección de al menos un millón 700 firmas.

Fernando Damián

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, expresó su respeto al llamado de Andrés Manuel López Obrador a la desobediencia civil contra la reforma energética, pero lo instó a evitar “una batalla contra molinos de viento”, porque las iniciativas no han sido todavía discutidas en el Congreso de la Unión.

Interrogado sobre la convocatoria del tabasqueño a cercar el Senado de la República, la Cámara de Diputados y los congresos locales para frenar la aprobación de las reformas constitucionales en materia energética, Aureoles atajó:

“Respetar lo que anuncie el licenciado López Obrador; es un asunto de Morena y del movimiento que él encabeza; es además legítimo; aparte de que nosotros lo respetemos, es legítimo. Solamente que habría que cuidar que no sea la batalla contra los molinos de viento, porque para que haya esta argumentación, pues tiene que pasar algo, y si la medida es para impedir, pues es correcto, pero si es para echar abajo, pues todavía ni se discute las iniciativas”.

Aureoles remarcó que el PRD mantiene una ruta distinta a la de López Obrador en defensa de la reforma energética, a través de la recolección de al menos un millón 700 firmas para pedir formalmente al IFE una consulta nacional sobre las reformas a los artículos 27 y 28 de la Constitución.

Confió, incluso, en duplicar la meta de adhesiones y demostrar así que los ciudadanos atentos y preocupados a lo que pase con la reforma energética, y reafirmó el posicionamiento de su partido: “sí a la modernización, no a la privatización”.

El coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano, Ricardo Monreal, reafirmó el respaldo de su bancada al plan de desobediencia civil delineado por López Obrador, y denunció un “contubernio” entre las principales fuerzas políticas para aprobar la reforma energética.

Sostuvo que en el Congreso de la Unión no existe oposición, salvo la de su fracción legislativa, y secundó por ello la convocatoria de López Obrador a emprender acciones pacíficas de resistencia.