Pide Anaya que haya consecuencias por espionaje

El presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, dijo al embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, que el respeto a la vida interna de un país es la paz.
Archivo Milenio
(Archivo)

Ciudad de México

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, solicitó al embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, una investigación “profunda, breve y con consecuencias” sobre los casos de espionaje que sufrieron el ex presidente Felipe Calderón y el ahora mandatario, Enrique Peña Nieto.

Al instalar el grupo de amistad México-Estados Unidos, el legislador le enfatizó al diplomático que el respeto a la vida interna de un país es la paz.

Incluso le recordó que en el salón de sesiones de San Lázaro: “hay una inscripción con letras doradas que destaca por encima de las demás inscripciones, por su tamaño, vigencia y pertinencia. Son las palabras del ex presidente, Benito Juárez: ´Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz´”.

El panista explicó que a la paz a la que se refería Juárez no solo era la ausencia de conflicto, sino a la confianza, el entendimiento, la cooperación y la posibilidad de construir juntos en beneficio de los pueblos.

“Estoy convencido de que no debemos callar por respeto, lo que podemos decir respetuosamente, y por eso hoy reafirmamos la necesidad de que la investigación que ya fue comprometida por el presidente (Barack) Obama sobre presuntos casos de espionaje sea profunda, concluya en un plazo breve y que sus resultados permitan deslindar responsabilidades. Esperamos una investigación seria, pero sobre todo con consecuencias”, dijo.

En medio del escándalo de las intervenciones de las comunicaciones del ex presidente Calderón y del actual mandatario Peña Nieto, Wayne aseguró que en su país han comenzado a revisar la manera en que recolectan información de inteligencia, que están haciendo un balance entre las preocupaciones legítimas de seguridad de su nación y las de privacidad que todo el mundo comparte.

Indicó que funcionarios norteamericanos y mexicanos se encuentran dialogando para resolver el conflicto por las vías institucionales.