Pese a su renuncia, se revisará caso de la regidora suplente tapatía

Alcalde opina que debe descartarse abuso de autoridad por parte de elementos de la policía hacia Verónica Álvarez #ladycortinas.

Guadalajara

El alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández García, indicó que pese a la renuncia ayer de la regidora suplente y asesora del PRI, Verónica Álvarez Arredondo, se revisará el caso para no dejar lugar a dudas. Esto luego de que la ex funcionaria fue detenida por la policía municipal fuera de un negocio que intentaba abrir junto con otras dos personas la madrugada de ayer.

"Tiene que haber una revisión para evitar cualquier dimes y diretes. Esto trae un contenido en parte por la propia función que desempeñaba (ella), pero tampoco podemos dejar de lado el riesgo que muchas ocasiones, muchos ciudadanos corren cuando algún mal elemento abusa de su autoridad", dijo el presidente municipal, en alusión a un posible abuso policiaco.  

"Estamos abiertos a que cualquier investigación que se solicite se pueda hacer con todo detalle, en este y en cualquier otro caso. Creo que esto es también un mensaje para ser mejores funcionarios y... para quienes tenemos una responsabilidad", acotó.

Álvarez Arredondo se desempeñó hasta hace dos meses en la Dirección de Participación Ciudadana, es suplente de la regidora del Revolucionario Institucional, María Luisa Urrea, y tiene un cargo en el tricolor.

La ex funcionaria fue detenida por policías municipales, junto a su hermano Carlos Álvarez Arredondo y Martín Méndez Mares, al intentar abrir un negocio en el cruce de Aurelio Aceves y Avenida Vallarta, por lo al trascender el caso en redes sociales se le apodó #ladycortinas.