“Perder el poder, una experiencia necesaria”

“Madero no ha sido transparente con el rumbo adonde lleva su liderazgo; Cordero es más organizado; sin embargo, los motivos atrás siguen siendo de un grupo de interés”, indicó Ernesto Ruffo ...
Ernesto Ruffo Appel, senador del PAN.
Ernesto Ruffo Appel, senador del PAN. (Gonzalo Ortuno)

México

Algo tendrá de voz y peso. Fue el primer panista que le arrebató una gubernatura al hegemónico priato. Iniciaba la transición política. Otros tiempos. De cuando el PAN bregaba como oposición. Después, lo que ahora se ve.

¿Le puedo hacer primero unas preguntas de reconocimiento?

Claro que sí.

¿Diría que está bien de sus facultades?

Sí, claro.

¿Con las mismas capacidades para pensar y discernir?

Pasan los años, no hay duda, pero uno aprende.

¿Con los mismos hábitos y principios?

Creo que he sido congruente.

A ver, ¿Dios existe?

Sí.

¿Juan Pablo II es un santo… y de su devoción?

Es un hombre ejemplar.

¿Manuel Gómez Morín no fue santo, pero como si lo fuera?

También, ejemplar. Sobre todo por su claridad de pensamiento.

¿Gómez Morín sigue siendo uno de los siete sabios, aunque fue panista?

Haber sido uno de los siete sabios le dio toda esa experiencia… un honor que fuera el fundador del PAN.

¿Y se puede ser sabio y ser panista?

La experiencia es algo que se acumula con los años.

En fin, ¿el PAN ha muerto?

El PAN sigue siendo una filosofía ciudadana.

¿Lo están matando?

La competencia política lleva, a veces, una tendencia a crear monopolio y a eliminar a los demás.

¿Lo tienen secuestrado?

Hay intereses, sin duda. Hay grupos que quieren detentar el poder, pero hay propósitos más altos que eso.

Bien, ¿me permite hacer otras preguntas de reconocimiento y sensibilidad?

¡Sí, señor!

¿Edad?

Seis, uno.

¿Estado civil?

Casado.

¿Actitud ante la vida?

Positiva, abierta, constructiva, con esperanza.

¿Básicamente diría que es el mismo de siempre?

Sí.

¿Con defectos y virtudes?

Como todas las personas, tengo mi carácter.

¿Con amor y desamor?

Son cosas que a veces van bien, a veces no tanto.

¿Suave como una gaviota, pero felino como un león?

Hay que ser congruente, simpático con las cosas, pero también decidido en el momento que se requiere.

¿Se ha propuesto cambiar?

Nunca me ha cruzado el estar inconforme conmigo mismo.

¿Algo lo tiene incómodo?

No.

¿Ni la hipocresía?

No, la veo y quizá la comprendo por la necesidad.

¿Ni ser panista?

No, ésa es una convicción de filosofía de vida.

Sigamos, ¿que fue el primer gobernador no priista?

Así fue. Las razones históricas en Baja California y mi actitud hicieron que pasaran esas cosas.

¿Que de esa proeza no queda nada?

Veo que sí hay una realidad política en México que ha hecho de esto una vida más democrática, pero nos falta mucho más.

¿Que de opositores ni el membrete?

Ser opositor es ser un contraste constructivo. No debatir para destruir, sino para mejorar.

¿Que también fue el primer panista en proponer la legalización de la droga?

Lo comenté, sí, y en público…

¿Desde entonces sigue en el viaje?

Sí, en el viaje del entusiasmo por mejorar esta política reconstructiva.

¿Más negocios con Fox?

Fui funcionario con él, pero creo que pudimos haber hecho todavía más.

¿Más oceanografías para todos?

Estos asuntos deben transparentarse.

Vuelvo, ¿quién mató al partido?

Los intereses hacen que a veces uno sacrifique ideales.

Perdieron el poder y se perdieron con él…

No lo veo así, ha sido una experiencia necesaria.

¿En mayo se pierden todos?

En mayo hay una discusión en Acción Nacional, que se define para ver qué grupo identifica o representa al partido.

¿Usted está más cercano a quién?

A ninguno. Estoy cercano a una filosofía, por la persona humana.

¿Qué distingue a Madero de Cordero?

El origen que ellos tienen hace que representen dos grupos diferentes. Lo tengo que decir con preocupación: representando más intereses que propósitos ulteriores.

¿Cuál de los dos es más panista?

No me atrevería a ser juez, pero sí a decir que quien sea que gane, me voy a dedicar a vigilarlos.

¿Cuál de los dos es más priista?

Esa manera la califico como una actitud autoritaria, mañosa y no los conozco tan bien.

¿A cuál de los dos los cooptaron primero?

Es difícil de opinar; sin embargo, hay intereses en cada uno de los grupos.

¿Se perdieron los moches y se perderán con ellos?

Este asunto del maldito dinero ha corrompido. Debemos hacer todo por que haya toda la transparencia en nuestro país, en la vida pública… y privada.

Por cierto, ¿eso del “Zar de casinos” es para que lo escuche Madero?

Pues se habla de que hay gente relacionada en ese tema con él. Creo que los asuntos que perjudiquen la imagen pública de alguien siempre deben ser enfrentados y aclarados públicamente.

En fin, ¿honorables los panistas?

Hay personas honorables, sin duda, hay gente históricamente que enaltecemos y añoramos. Y hay situaciones, hoy, que nos hacen sentir desconfianza.

¿Por qué dejaron solo a Lozano?

Lozano es como cada uno de nosotros, capaz de emitir su propia opinión, no está solo.

Por cierto, ¿a Lozano ya se le fue Puebla?

Bueno, sus aspiraciones están expuestas en estas dinámicas, como hoy lo ponen en el escenario. Seguro que en Puebla están calificando.

¿Le aconsejaría que se regrese al PRI?

Creo que la forma y manera de compromiso que uno tiene hacen que cueste trabajo que los demás lo acepten y le tengan a uno confianza.

¿Lozano minimizó a Bartlett o lo “chamaquearon”?

Ahí hay una manera de ser de cada uno y han expuesto cosas de cada uno.

¿Usted tiene cola que le pisen, senador?

Yo no. Espero que haya alguien que me pueda reclamar, para aclarar.

¿Se lo preguntamos a los bajacalifornianos?

¡Claro!

Entonces, ¿de qué se protege en el Senado?

Estoy ahí porque me eligieron, gané la mayoría. No llegué como plurinominal.

Por cierto, ¿va la consulta popular?

Sí, es algo muy importante, como las candidaturas ciudadanas.

¿Qué nuevos acuerdos lograron ya para regresar al Pacto?

El Pacto fue una manera de establecer rumbo general que provocó la resolución en las reformas constitucionales. Me da gusto que haya sucedido…

Por eso, ¿regresan al Pacto o no?

No.

Regresemos, ¿qué PAN ve con Madero?

Uno que me preocupa.

¿Por qué no le creen?

Porque hay formas, maneras, porque para mí no ha sido transparente con el rumbo adonde lleva su liderazgo

“Hábil encubridor”, le han dicho...

Hay razones, pero creo que estamos todos para empujar y buscar la verdad. Yo nunca dudo en abrir al escrutinio las cosas.

¿Y qué PAN ve con Cordero?

Veo algo quizá más ordenado, con más espíritu de organización. Sin embargo, los motivos atrás siguen siendo de un grupo de interés.

¿Sumiso?

No creo, su actitud personal no lo es. Me simpatiza, pero me preocupan muchos temas alrededor.

¿Vengativo?

No.

En fin, ¿adiós al corral?

¿A cuál corral? Tengo un amigo que se apellida así y creo que es un hombre comprometido con la filosofía del PAN.

Por cierto, ¿qué fue eso de “Panistas por México”?

Una lupa, un observatorio, precisamente a estos asuntos internos.

¿A poco los hay?

Hay gente comprometida que no confía ni en tirios o troyanos.

¿Panistas por el bien de México, supongo?

El interés precisamente es por el bienestar público.

¿No quisieron decir “panistas por todo lo de México”?

Lo que queremos decir es ciudadanos frente al gobierno, ser individuos constructivos.

¿Y sin vivir de su erario?

Sin hacer del asunto político una carrera de supervivencia, sino de entrega.

¿Sin “moches”?

Sin duda.

A propósito, ¿Josefina resistiría otra traición?

Josefina ha tenido su peculiar manera en cuanto a las circunstancias que la han acompañado. Promoví que participara en esta elección; sin embargo, sus momentos de resolución le han faltado.

En fin, ¿qué tiradero dejarán en el PAN?

Como dije, los intereses en el poder nos han dañado, pero hemos ido aprendiendo.

¿Ve su regreso a Los Pinos?

Claro, sin duda.

¿Vivirá para verlo?

Ojalá. Cuando llegué de gobernador pensé que ya había iniciado un gran cambio en México. Las cosas toman más tiempo.